14 Señales que advierten problemas en el hígado y 10 Cosas que se deberían hacer para evitarlos

El hígado es el órgano que se encarga de filtrar las toxinas y los desechos del cuerpo, además de realizar otras muchas funciones. De hecho, participa en más de 400 funciones del cuerpo entre las que se encuentran: digerir las grasas, almacenar vitaminas y minerales esenciales o procesar los nutrientes.

Es por esto por lo que deberíamos asegurarnos de que esté en buen estado y, para ello, debemos ingerir los nutrientes necesarios. Hay una gran cantidad de síntomas que te advierten de que el hígado no funciona correctamente, y en este artículo vamos a ver cuáles son.

14 Señales que advierten problemas en el hígado y 10 Cosas que se deberían hacer para evitarlos
Yevhen Vitte / Shutterstock

14 Síntomas que te advierten de que tienes problemas de hígado

  • Fatiga crónica
  • Ascitis
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel, ojos y mucosas, que se presenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre)
  • Dolor crónico en articulaciones o músculos
  • Problemas al digerir las grasas
  • Gases, hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento o diarrea
  • Nauseas
  • Fiebre
  • Deposiciones de color claro
  • Patología renal
  • Aumento de peso sin razón
  • Telangiectasis, también llamadas arañas vasculares
  • Ginecomastia (agrandamiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre)
  • Atrofia testicular

14 Señales que advierten problemas en el hígado y 10 Cosas que se deberían hacer para evitarlos
Africa Studio / Shutterstock

¿Cómo mejorar la función del hígado?

La alimentación es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de todos los órganos de nuestro cuerpo. Comer sano no tiene por qué ser complicado. Aquí van 10 claves para que te resulte aún más fácil:

  • Reduce tu consumo de productos procesados
  • Compra productos orgánicos
  • Consume alimentos enteros, proteínas animales y vegetales de alta calidad, alimentos fermentados, grasas saludable como frutos secos sin sal y semillas
  • Elimina los aceites que puedan producir inflamación como el de maíz, soja, aceite vegetal, semilla de algodón, cártamo o girasol
  • Bebe suficiente agua
  • Consume al menos 35 g de fibra al día procedente de alimentos enteros como las semillas de chía, las alcachofas, las semillas de lino, el aguacate, el brócoli y las coles de Bruselas
  • Elimina los azúcares refinados
  • Restringe el consumo de fructosa a 20 o 25 gramos al día
  • Aumenta el consumo de verduras de hoja verde, ya que contienen mucho magnesio, ácido fólico, vitamina C y vitamina B
  • Elimina el consumo de alcohol
14 Señales que advierten problemas en el hígado y 10 Cosas que se deberían hacer para evitarlos
Elena Shashkina / Shutterstock

¿Cómo limpiar el hígado para que vuelva a funcionar de manera correcta?

1- Alcachofa

Las alcachofas tienen la capacidad de proteger e impulsar la función hepática y aumentar la producción de bilis. Su alto contenido en fibra también promueve la eliminación de la bilis y la reducción del colesterol LDL.

2- Cúrcuma

Su ingrediente activo, la curcumina, ayuda a las enzimas a eliminar carcinógenos dietéticos. Esto protege contra el daño hepático. Además, mejora la regeneración de las células afectadas gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Combina la cúrcuma siempre con una fuente de grasas saludables y pimienta negra para que se absorba mejor.

14 Señales que advierten problemas en el hígado y 10 Cosas que se deberían hacer para evitarlos
PageSeven / Shutterstock

En resumen, cuida tu hígado a través de tu alimentación para garantizar su buen funcionamiento y conseguir eliminar todas las toxinas del cuerpo.

¿Conocías la importancia de la dieta para la salud de tu hígado? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: The Hearty Soul
Este artículo se ha realizado únicamente con fines informativos, no está destinado a proporcionar asesoramiento médico. Rolloid no se responsabiliza de las posibles consecuencias de cualquier tratamiento, procedimiento, ejercicio o modificación de la dieta, que se ponga en práctica tras la lectura de esta publicación. Antes de realizar cualquier cambio en tus hábitos de vida, debes consultarlo con tu médico.