Una mujer se viraliza al dar un giro radical de más de 60kg con su dieta

La protagonista de esta historia es Catherine Mirimanova que, como tantas mujeres y hombres, estaba preocupada por su cuerpo, entre otras muchas cosas.

Si eres de los que ganas kilos con facilidad, seguro que habrás probado ya todas las dietas del mundo.

Todas las dietas siguen el mismo patrón. Un par de semanas de privación de comida, acompañada de mal humor, todo para perder unos pocos gramos, pero en cuanto termina la dieta, se recupera lo perdido.

¿Existe la dieta con la que perder 60 kilos para siempre?

Catherine pasó por una mala racha, la muerte de un familiar cercano, una dura ruptura, problemas de trabajo, dinero… y la comida se convirtió en un alivio. Pasados los años, los problemas se superaron, pero el hábito de comer de más, no.

{keyword}

Tras rehacer su vida con otra persona, se tuvo que someter a un tratamiento hormonal para quedarse embarazada, lo que no ayudó con su sobrepeso. El embarazo de riesgo y el reposo absoluto que ello conlleva, solo hizo aumentar de peso a Catherine.

Antes de dar a luz la joven alcanzó los 118 kilos

{keyword}

El bebé nació perfectamente sano

{keyword}

Pero ella siguió ganando peso

{keyword}Catherine no se sentía bien con su cuerpo, pero midiendo solo 1.75m y pesando 120 kilos, su indice de masa corporal estaba por las nubes y la su salud se resentía.

Era hora de cambiar – Enero 2005

{keyword}

No solo se decidió a perder peso por su salud y su bienestar, si algo le pasaba a ella, ¿quién cuidaría de su bebé?

No más dietas – Febrero 2005

{keyword}Decidió no pasar ni envidia ni hambre. Las dietas milagros no existen y esta vez usaría la cabeza para comer.

{keyword}

Si había un cumpleaños comería un trozo de tarta, pero los atracones debían parar.

Adiós a todo lo malo

{keyword}Adiós a los fritos, refrescos y azúcar. Las raciones debían ser saludables y repetir plato ya no era una opción.

Activar su vida – Mayo 2005 – 88kg

{keyword}En tan solo 5 meses, sin pasar hambre, Catherine había perdido 40 kilos.

Ralentización de la pérdida – Junio 2005 – 85kg

{keyword}No tenía prisa, si algo había aprendido de las dietas milagro es que si algo se pierde rápido, se gana el doble de rápido. Ella buscaba un cambio duradero.

Cambio psíquico – Julio 2005 – 80kg

{keyword}Con su cambio de vida no solo estaba perdiendo peso. Había mejorado en confianza en sí misma y había dicho adiós a un montón de complejos e inseguridades que la frenaban.

Un día en la playa – Mayo 2006 – 68kg

{keyword}Pasar el día en la playa, dar un paseo o ir a un museo son cosas que ahora le encantan a Catherine, pero antes eran impensables.

El verano terminó – Septiembre 2006 – 62,5kg

{keyword}

El verano terminó y todas las actividades que antes no hacía, la estaban ayudando a fortalecer su cuerpo y perder el poco peso que necesitaba perder.

Dos años después – Marzo 2007 – 60,5kg

{keyword}

Al perder peso de forma tan paulatina y controlada, ha reducido al máximo las marcas en su piel, por lo que puede lucir así de orgullosa su nuevo cuerpo.

No pretendas perder peso en dos semanas y sin cambiar tus hábitos. Pierde paso para estar más saludable y feliz.

¿Has conseguido mantener el peso después de hacer una dieta? ¿Crees que las dietas milagro existen?

¡Compártelo con todos tus amigos para que dejen de pasar hambre!

Fuente: trinixy