6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz

La mayoría de nosotros hemos experimentado en alguna ocasión una hemorragia nasal, ya sea por un golpe, calor o al sonarnos la nariz. Es una situación bastante incómoda y desagradable, por ello, si te ocurre muy a menudo, seguramente desees conocer el motivo.

¡Estas son las razones más comunes de las hemorragias nasales!

6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz
Shutterstock / Ilya Andriyanov

1- Sequedad en las fosas nasales

Josef Shargorodsky, rinólogo en el hospital Coastal Ear, Nose & Throat, afirma que una de las razones más comunes del sangrado nasal es la sequedad de los orificios de la nariz. La calefacción o el aire acondicionado pueden hacer que las fosas se sequen.

Al sonarnos la nariz, arrastramos esa capa seca y se produce el sangrado.

Bebe mucha agua para evitar que los conductos nasales se sequen y, si necesitas un poco más de ayuda, usa un spray salino o una crema antibiótica para mantener húmedo el interior de la nariz.

2- Un golpe

Es el más común de todos. Cuando nos damos un golpe bastante fuerte en la nariz, es muy raro que no sangremos. Los vasos sanguíneos se dañan y provoca el sangrado y los hematomas en la zona.

6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz
wavebreakmedia / Shutterstock

3- Resfriado y alergias estacionales

Los resfriados y las alergias estacionales provocan la inflamación de las fosas nasales y una acumulación de mucosidad en la nariz. Estar constantemente sonándonos la nariz puede causar sangrado nasal ocasional.

Si este es tu caso, acude al médico para que te recete un tratamiento para la alergia.

4- Condiciones hereditarias

Algunas condiciones hereditarias pueden causar crecimiento anormal de los vasos sanguíneos, incluyendo los de la nariz. Las enfermedades crónicas pueden afectar a la capacidad que tiene la sangre para coagularse y pueden convertir una pequeña hemorragia nasal en un problema mucho mayor.

Por eso es importante que consultes con tu médico para que averigüe cuál es la principal causa de tu sangrado nasal.

6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz
Alikssa / Shutterstock

5- Ciertos medicamentos

Los medicamentos indicados para evitar que la coagulación de la sangre, como la aspirina, pueden provocar pequeñas hemorragias nasales.

Si estás tomando este tipo de medicina y suele sangrarte la nariz, consulta con tu médico para saber si debes cambiar estos fármacos por otros.

6- Algún tumor o lesión en la nariz

En ocasiones, pueden producirse pólipos (bultos no cancerosos), lesiones y tumores en el interior de los orificios nasales.

Aunque los tumores en esta zona no son tan comunes, pueden causar sangrado, especialmente si están acompañados por sensación de malestar. Por lo tanto, acude a tu médico si te suele sangrar la nariz y no sabes el motivo.

6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz
Jaromir Chalabala / Shutterstock

La importancia de conocer la causa

Según el Dr. Shargorodsky, «lo que importa es la localización de la hemorragia nasal, ya que hay dos tipos de sangrado: de la parte frontal de la nariz y de la parte posterior».

La hemorragia por traumatismo suele ocurrir en la parte frontal. Esta es la forma más evidente de hemorragia nasal y, aunque es muy molesta, rara vez se debe a alguna condición grave a menos que haya un problema subyacente como problemas de coagulación.

El sangrado en la parte posterior de la nariz suele ser más complicado, explica el Dr. Shargorodsky. «En esa zona es donde se encuentran los grandes vasos sanguíneos».

6 de las Razones más comunes por las que acabamos sangrando por la nariz
wavebreakmedia / Shutterstock

Cómo tratar una hemorragia nasal

Todo el mundo recomienda inclinar la cabeza hacia atrás, pero eso puede hacer que te tragues la sangre y provocarte incluso la asfixia. Simplemente pellízcate la nariz por la parte delantera, si es una hemorragia frontal seguramente se detendrá.

Sentarte derecho también te ayudará. El Dr. Shargorodsky explica que «sentarse verticalmente puede disminuir el flujo de sangre a la nariz, por lo que calmará la hemorragia».

Pero las hemorragias nasales severas, prolongadas o crónicas pueden ser un signo de algo más serio, por lo tanto, deberás acudir al médico cuanto antes.

¿Has sufrido alguna vez una hemorragia nasal? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: Reader’s Digest