Una mujer le devuelve la humillación pública a un hombre que la llamó «cerda» en mitad de la calle

Un hombre que había sido sospechoso de acosar a mujeres en la calle, se quedó perplejo cuando se dio cuenta de que había acosado a su propia madre, que iba disfrazada con una peluca y ropa distinta a la habitual. Hero Viral informa que las mujeres que caminan por la calle en Lima, a menudo son hostigadas por hombres.

El incidente ocurrió durante un experimento social producido por Everlast llamado «Harassing Your Mother». El presentador explicó que el programa había visto a dos hombres en la calle acosando verbalmente a las mujeres.

«Hemos ido a ver a sus madres y acordaron participar después de que les explicamos cuán serio es este asunto», dijo el anfitrión. Las madres se disfrazaron rápidamente usando maquillaje y pelucas para que sus hijos no las reconocieran.

Una mujer le devuelve la humillación pública a un hombre que la llamó "cerda" en mitad de la calle

En el primer experimento, la madre pasó junto a su hijo, que salía de un edificio hacia la calle.

«¡Qué rico tanga!», le gritó su hijo.

«¡Renzo!», respondió la madre. «¿Qué te pasa, Renzo? Lo que me contaron sobre ti es cierto».

«¿Qué es cierto?», preguntó el hijo.

«Algo de ti diciendo cosas muy sucias a las mujeres», respondió ella.

El hijo negó haber sido un acosador, diciendo que fue «solo un juego» y que es justo lo que hace la gente.

«Mamá, yo no hago eso en la calle», insistió el hijo antes de que su madre empezara a golpearlo con el bolso.

En el segundo experimento, un hombre gritó «cerdita» a su madre mientras ella caminaba por la calle disfrazada.

«¿Julio?», dijo mientras se daba vuelta para mirarlo.

«Mamá, ¿qué haces disfrazada?», respondió.

Una mujer le devuelve la humillación pública a un hombre que la llamó "cerda" en mitad de la calle

«¿Qué quieres decir con eso? Estoy aquí para ver si estás realmente acosando a las mujeres «, respondió la madre. El hombre suplicó a su madre que bajara la voz, diciéndole que no fue él el que la había dicho eso sino otro hombre  que pasaba por allí. Él agregó que su jefe estaba a punto de salir y que podría despedirle.

«Me da vergüenza que seas mi hijo», le gritó la madre. Su hijo continuó insistiendo en que él no había sido.

No te pierdas este impactante experimento social en el siguiente vídeo. ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!