3 Claves y errores a tener en cuenta con los suplementos para adelgazar

Todos nos sabemos la teoría que hay tras la pérdida de peso: dieta y ejercicio. Por suerte, si la combinación de estos dos elementos no consigue marcar demasiada diferencia cuando te subes en la báscula, existen unos pequeños aliados que pueden sernos de ayuda durante el duro proceso de pérdida de peso.

Nos referimos nada más y nada menos que a los suplementos alimenticios, que aunque no son ningún remedio milagroso, sí que pueden sernos muy útiles para que alcancemos nuestro objetivo.

¿Cómo tomarlos?

3 Claves y errores a tener en cuenta con los suplementos para adelgazar

Cualquier preparado adelgazante que se precie debería cumplir al menos 4 acciones básicas:

1- Quemar o absorber las grasas de los alimentos2- Captar los azúcares de los alimentos para reducir sus calorías3- Facilitar el drenaje de líquidos y toxinas del organismo4- Tener un efecto saciante que combata la ansiedad y el hambre

Lo más importante a la hora de tomar suplementos alimenticios que nos ayuden a bajar de peso, es tomarlos de forma correcta.

Si lo que se pretende es quemar grasas y azúcares para aumentar la pérdida de peso, se deberán tomar 2 cápsulas antes de las comidas principales. De esta manera podremos reducir hasta en un 30% las calorías que ingiramos posteriormente.

Si lo que pretendemos es drenar nuestro cuerpo para que pierda volumen y esté menos hinchado, lo ideal es tomar los suplementos durante todo el día, sobre todo si se tratan de ampollas o polvos que hay que diluir en agua.

Si lo que pretendemos es calmar el hambre y sentirnos saciados por más tiempo, los suplementos (generalmente cápsulas de fibra que doblan o triplican su volumen en el estómago), deben administrarse aproximadamente 30 minutos antes de las comidas principales para que puedan desempeñar su efecto saciante y hacer que comamos menos.

¿Es peligroso tomar suplementos?

3 Claves y errores a tener en cuenta con los suplementos para adelgazar
joannawnuk / Shutterstock

Afortunadamente para nosotros, la legislación europea es muy estricta en lo que respecta a las pastillas para adelgazar y los preparados alimenticios, por lo que todos aquellos que podemos encontrar en las parafarmacias y farmacias, son completamente seguros.

Siempre que se sigan las indicaciones de cada fabricante y se consulten sus ingredientes y principios activos (puede haber personas alérgicas a algunos de ellos), no debería haber ningún problema relacionado con su consumo.

Aunque no son peligrosos, no es recomendable utilizarlos durante el embarazo o la lactancia para no alterar las constantes del organismo.

¿Los suplementos alimenticios son fármacos?

3 Claves y errores a tener en cuenta con los suplementos para adelgazar
Yuriy Maksymiv / Shutterstock

Absolutamente, no. De hecho, en España solo está autorizada la venta de Orlistat, más conocido por su nombre comercial «Xenical» o «Alli», un fármaco creado a partir de la lisptatina que evita que las grasas se corten en el intestino. Si no son cortadas, las grasas no pueden ser absorbidas y son eliminadas por las heces, reduciendo así el aporte calórico de la dieta.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado otros dos nuevos fármacos: Saxenda y Mysimba. Estos fármacos reducen el apetito y la ansiedad por la comida y, en el caso del Saxenda, también aumenta la sensación de saciedad. Ambos son medicamentos seguros, pero no exentos de ciertos efectos secundarios que deben tenerse en cuenta (pueden producir náuseas o vómitos; diarreas grasas; cefaleas y problemas depresivos). De ahí solo puedan tomarse bajo prescripción médica.

¡Comparte esta información sobre  suplementos alimenticios con tus amigos!