Parece un simple carro lleno de libros pero… ¿No te recuerda a algo?

Los bibliobuses, o la biblioteca móvil es algo de lo que pocos tenemos recuerdos. Antes de que se comprasen libros por Internet, la biblioteca móvil era una de las únicas maneras de poder leer un libro sin tener que poner un pie en una biblioteca.

De acuerdo con la American Libraries Magazine las bibliotecas móviles tuvieron su origen en Cumbria, Inglaterra, donde cientos de colecciones de libros eran llevadas a la ciudad en coche de caballos.

Parece un simple carro lleno de libros pero... ¿No te recuerda a algo?
Wikimedia

En España, el precedente de los bibliobuses hay que buscarlo en las bibliotecas viajeras. El proyecto más importante en este sentido fue el llevado a cabo por el Patronato de Misiones Pedagógicas durante la Segunda República Española. Se crearon cerca de 5.000 bibliotecas públicas, tanto fijas como móviles. El objetivo era que todos los ciudadanos tuviesen acceso a la lectura y a la alfabetización.

En Cataluña, tuvieron un auge mucho mayor que en cualquier otra Comunidad Autónoma española, creándose bibliotecas filiales con fondos públicos y escolares con fondos privados.

Parece un simple carro lleno de libros pero... ¿No te recuerda a algo?
Wikimedia

De acuerdo con PBS, con la producción en masa y la creciente popularidad de los coches, los coches de caballo y los carros de distribución de libros fueron sustituidos por vehículos motorizados. Las bibliotecas móviles motorizadas repartían los libros a los adultos mayores, escuelas y zonas rurales.

El 12 de octubre de 1953, la Dirección General de Archivos y Bibliotecas inauguró el primer bibliobús, y comenzó a prestar sus servicios el 26 de diciembre en el extrarradio y los suburbios de Madrid. Tres años más tarde, se inauguraron 2 bibliobuses más, uno destinado a reforzar el servicio en Madrid y otro a «nuevas experiencias».

Parece un simple carro lleno de libros pero... ¿No te recuerda a algo?
Flickr

Oviedo y Zaragoza también fueron pioneras en ofrecer este tipo de servicios y, finalmente, en los años 70, se amplió el servicio al resto de la geografía española.

El 12 de febrero de 2015, el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, órgano adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, donde encuentran representación todas las administraciones con competencias en materia de bibliotecas, aprobó la pertinencia de celebrar el Día del Bibliobús, y de fijar su fecha en el 28 de enero, a propuesta de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (ACLEBIM). En esta fecha ya venía celebrándose desde 2013 en las provincias de León y Zamora.

Parece un simple carro lleno de libros pero... ¿No te recuerda a algo?
Wikimedia

Por su parte, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes galardonó en 2013 a los bibliobuses españoles con el Premio Nacional al Fomento de la Lectura, premio que recibió personalmente ACLEBIM.

Hay costumbres que no deberíamos de perder y ésta es una de ellas.

¡Comparte este artículo con todos los amantes de los libros!

Fuente: Wikipedia | Julián Marquina