Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

Todos tenemos nuestros vicios que nos hacen sentir invencibles y listos para hacer frente a cualquier tarea que se nos ponga por delante. El problema de esta sensación es que puede llevar a la adicción y, en algunos casos, a problemas de salud. Abusar de algo nunca es bueno. Incluso algo tan inocuo como el agua puede causar un grave daño al cuerpo e incluso la muerte cuando se consume en exceso.

Una madre de tres hijos, María Allwood, aprendió cuán perjudicial podría ser dicho exceso. La mujer pasó a depender de las bebidas energéticas, y cada vez bebía más y más de esta bebida con cafeína para llevar el día a día.

El lema de la empresa «Red Bull te da alas» sonó a verdad para Allwood. Su apretada agenda hizo sentir como que necesitaba una sacudida extra para pasar el día, así que empezó a beber una o dos latas al día.

El consumo regular de la bebida ha aumentado la tolerancia de la mujer. A los pocos meses necesitaba beber más con el fin de sentir la misma sensación a la que se había acostumbrado. ¡Llegando a  consumir hasta veinte latas al día!

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

Se tomaba dos a primera hora de la mañana y el resto durante todo el día.

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

La mujer dependía de la bebida. Dijo que se sentía fatal si no tenía una lata de su bebida favorita.

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

Veinte latas de esta bebida energética tienen la misma cantidad de azúcar que diecisiete barras de chocolate Mars y es equivalente en cafeína a dieciséis tazas de café. Allwood ganó una cantidad significativa de peso durante su adicción y finalmente ingresó en el hospital después de experimentar un dolor extremo.

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

Cuando los médicos le hicieron pruebas, se encontraron con que el hígado de la mujer había duplicado su tamaño, un síntoma que es común en los alcohólicos graves.

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

El problema de salud animó a Allwood a cambiar su vida. Ella misma se propuso dejar de tomar esta bebida y perdió el peso extra que ganó a causa de su gigantesca adicción.

Una chica acaba con el hígado destrozado por culpa de las bebidas energéticas

¿Quién hubiera sabido que todo esto podría suceder por consumir una bebida energética?

¡Comparte este importante mensaje con todo el mundo!