No fueron muy inteligentes al despertar a esta Gigantesca Anaconda… ¡Hora de Comer!

La mayoría de las personas, si se encontrasen una enorme anaconda durmiendo, agradecerían que la serpiente  no estuviera despierta, tratando de hacerse con su próxima presa. Aunque por alguna razón, este no fue el caso de este hombre y sus amigos pescadores que se encontraron una increíble y gigantesca serpiente anaconda.

En el río Santa María en Brasil, estos pescadores se encontraron con una impresionante anaconda que estaba durmiendo después de haberse comido una enorme presa. En lugar de tomar su sueño como una bendición, decidieron llegar a ella con sus propias manos y arrastrarla de un lado a otro del río…

¡No te pierdas el vídeo que te dejamos a continuación!

La serpiente pudo haber sido demasiado «floja» para luchar contra ellos en ese momento, esperemos que no tenga ganas de una venganza. Por suerte, como dice el vídeo, los hombres no se libraron de una multa de $600 por molestar a este pobre animal… Tal vez un golpe en sus billeteras será más persuasivo que un posible estrangulamiento de la anaconda.

¿Creéis que hicieron mal los pescadores? ¡Compártelo con tus amigos!