Marina Champan, la niña “Tarzán” que fue criada por monos en la selva

A veces suceden algunas historias en la vida real que son dignas de películas y este es el caso de Marina Chapman. Esta mujer fue secuestrada de pequeña para luego ser abandonada en la selva colombiana donde tuvo que sobrevivir sola con un grupo de monos que la cuidaron hasta que fue encontrada.

Marina Chapman: un historia digna de película

Poco recuerda Marina de aquellos momentos pues tenía tan solo 5 años, lo único que su memoria alcanza a vislumbrar es que estaba en su jardín y dos hombres la cogieron por la fuerza y la secuestraron para más tarde dejarla abandonada en mitad de la selva.

Marina Champan, la niña "Tarzán" que fue criada por monos en la selva

Allí sola y llorando, pensando en lo peor, Marina recuerda que empezó a notar como las ramas de los árboles se movían y vio que había un grupo de primates.

A partir de ahí, estos animales se convirtieron en su segunda familia. Aprendió a sobrevivir siguiéndolos e imitándolos. Incluso la ayudaron cuando cayó enferma por comer unos frutos que no le sentaron bien. Los monos la acompañaron hasta una charca de agua para que bebiese hasta purgarse por completo.

Desde ese momento, se sintió más unida al grupo de monos, y empezó a trepar por los árboles, a comer la misma comida que ellos y asearse como ellos. Con el paso del tiempo estas habilidades fueron creciendo y empezaba a no recordar apenas a su familia.

Marina Champan, la niña "Tarzán" que fue criada por monos en la selva
Marina Chapman

Aunque estaba adaptada al modo de vida de los primates, echaba de menos la civilización. Una vez vio a un grupo de cazadores y en lugar de pedirles ayuda, se escondió de ellos.

La siguiente vez que la niña se encontró con los cazadores, no se escondió, sino que fue para ellos llorando rogándoles ayuda. En ese momento, pensaba que estaba salvada, pero nada más lejos de la realidad.

Los cazadores la vendieron a un burdel, donde fue obligada a trabajar en las tareas de limpieza, aunque niega que la obligaran a trabajar como señorita de compañía. Sin embargo, tras todo esto, logró concentrar la suficiente valentía para escapar de aquel lugar.

Al escaparse, comenzó a vivir en las calles de Cúcuta en Colombia, donde empezó a mendigar y robar para sobrevivir junto a otros niños sin hogar a los que se unió.

Hasta que abandonó esa vida porque consiguió un trabajo limpiando una casa, a cambio de comida y alojamiento. Al principio, parecía que todo iba bien, pero la familia comenzó a no tratarla bien ya que eran grandes criminales.

Al poco tiempo, una vecina de la zona, Maruja, se dio cuenta de cómo la trataban y tomó la decisión de rescatarla de esa vida enviándola a vivir con uno de sus hijos en Bogotá. Allí, comenzó su nueva vida y fue adoptada por la hija de Maruja, que la educó como fuese una más de la familia. Además, empezó a trabajar en el mundo textil. Al tiempo, Marina se fue a estudiar a Inglaterra, donde construyó una nueva vida en Bradford.

A día de hoy, Marina recuerda su vida pasada con cariño, ya que todas esas experiencias la han llevado a ser la mujer que es hoy. Lo único que lamenta es no poder conocer a su familia biológica, ya que no recuerda nada de ellos.

¿Qué te ha parecido esta fascinante historia? ¿Conocías a Marina Chapman?

¡Comparte con tus amigos para que conozcan cómo Marina fue criada por monos!

Fuente Wikipedia Marina Chapman
Imagen de portada: Marina Chapman
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?