Dos hermanos se vuelven multimillonarios gracias a la pregunta que su madre les hacía cada día

Bert y John Jacob son los dueños de la multimillonaria compañía de camisetas Life is Good. Crecieron siendo los menores de una familia numerosa de 6 hermanos, en un pequeño barrio de Boston.

Cuando los niños estaban en el instituto, sus padres sufrieron un accidente de coche. Su madre consiguió salir con solo unos cuantos huesos rotos, pero el padre perdió el uso de su mano derecha. En los meses siguientes, el estrés de la terapia convirtió al padre en una persona muy irascible.

«Había muchos gritos cuando estábamos en el instituto» cuenta John, en el libro Life is Good: The book. «La vida no era precisamente perfecta. Pasaron por momentos difíciles«.

Dos hermanos se vuelven multimillonarios gracias a la pregunta que su madre les hacía cada día
Life is Good

A pesar de que el ambiente en casa no era el ideal, su madre, Joan, creía que la vida aún era buena. Todas las noches mientras cenaban, la madre les preguntaba a sus seis hijos qué era lo mejor que les había pasado ese día.

Esta simple pregunta marcó la diferencia en la vida de los chicos durante este problemático tiempo. De hecho, lo cambió todo.

Dos hermanos se vuelven multimillonarios gracias a la pregunta que su madre les hacía cada día
Life is Good

«Tan simples como eran las palabras de nuestra madre, cambiaban la energía de la habitación» escriben los hermanos. «Con esta pregunta, todos intercambiábamos nuestras mejores, más graciosas y extrañas historias de nuestro día. Ese optimismo era algo que nuestra familia siempre tenía, incluido cuando había algo más«.

La madre les mostró que ese optimismo era una valiente decisión que tomar cada día.

Dos hermanos se vuelven multimillonarios gracias a la pregunta que su madre les hacía cada día
Life is Good

Los hermanos tomaron esta verdad como filosofía de vida. Después de varias dificultades en los negocios, empezaron una pequeña compañía de camisetas 22 años atrás, en 1994, en las calles de Boston.

En las camisetas aparecía una figura con una boina con el mensaje «Life is Good» (La vida es buena). Al principio fue duro, pero se mantuvieron en celebrar que todos los días algo bueno pasaba.

Dos hermanos se vuelven multimillonarios gracias a la pregunta que su madre les hacía cada día
Life is Good

Desde entonces hasta ahora, los hermanos siguen teniendo esa actitud positiva y le atribuyen el éxito de su compañía. Life is Good vende ahora a más de 4.500 tiendas alrededor del mundo, promueve saludables estilos de vida y ayuda en varias organizaciones.

¡Comparte y difunde este positivo mensaje con todos tus amigos!

H/T: Inspiremore | Forbes