Este policía oyó a una chica de 9 años hablando en la comisaría y fue corriendo a buscar a otros oficiales

Detroit es la ciudad más grande del estado de Míchigan y, desde 2008 hasta ahora, a causa de la crisis financiera, se ha convertido en una de las ciudades con mayor índice de delincuencia y de violencia de los Estados Unidos. Además, ha habido numerosos conflictos raciales entre policías y personas negras. Todo ello ha hecho que Detroit se haya convertido en una ciudad peligrosa.

Los agentes de policía en Detroit están alerta constantemente por algún posible ataque contra ellos, por ello cuando vieron a una chica de unos 9 años entrar en la comisaría con adultos detrás de ella y buscando algo en su mochila, enseguida creyeron que algo malo estaba a punto de pasar. Pero nada más lejos de la realidad, el mensaje de la niña les dejó a todos sin palabras.

{keyword}
Flickr/Evgeniy Isaev

La pequeña Samya McLaughlin, de 9 años, comenzó diciendo que era su cumpleaños y sacó varios almuerzos hechos por ella misma de su bolso. Samya ya tenía planeado pasar su cumpleaños con todos sus amigos, pero cuando vio en la televisión la situación por la que estaba pasando la policía últimamente, no se lo pensó dos veces y canceló todos sus planes.

{keyword}
Flickr/Sean Davis

Compró todos los ingredientes de cada almuerzo con su propio dinero y los preparó ella misma. Constaban de un bocadillo, patatas fritas, fruta y una galleta. Lo hizo para mostrar su gratitud a los policías por su gran trabajo. Quería hacerles ver que lo que hacen es muy importante para la comunidad y que había muchas personas a las que sí que les importaban sus vidas.

{keyword}
Twitter/Jason Scott

«Sentí la necesidad de hacerlo porque quería mostrarles mi apoyo y mi agradecimiento por todo lo que hacen y que supiesen que todas las vidas son importantes», confesó Samya.

Por si lo que Samya hizo fuese poco, cuando acabó en la comisaría, Samya y sus padres se fueron a un refugio de personas sin techo y les regaló otros 30 almuerzos más a los desamparados. Ese día, la pequeña decidió gastar todo su dinero en hacer felices a los demás cuando fácilmente se podría haber comprado el juguete que quisiese por su cumpleaños.

{keyword}
Twitter/Jason Scott

Los padres de Samya no podían estar más orgullosos de ella.

«Tiene un gran corazón y sabe cómo cuidar a las personas y cómo apreciar lo que está pasando», dijo su padre Sam Walker.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo los policías, en muestra de agradecimiento, nombraron a la pequeña «Oficial del día».

A pesar de todo lo que está sucediendo en el mundo en estos momentos, debemos recordar que todos somos seres humanos, a pesar de nuestras creencias religiosas o políticas, el color de nuestra piel, nuestra orientación sexual, etc. Al fin y al cabo, todos somos personas y debemos respetarnos por encima de cualquier cosa.

¡Comparte el gran gesto de Samya con todos tus amigos!

Fuente: Hearteternal