Esta madre escribe una carta de agradecimiento después de que su bebé sufriese la tos ferina

Enlace patrocinado

Ningún padre tendría que pasar por el dolor y la angustia de perder a un hijo, y mucho menos cuando podría haber sido totalmente evitable. Para la familia Hughes de Australia, la muerte de su bebé Riley debido a la tos ferina, era una tragedia que podría haber sido evitada. Por ello, ahora están intentando informar a otras familias sobre este tema.

{keyword}
Facebook

Riley se contagió con tos ferina con tan sólo dos semanas de edad. En ese momento, en Australia no se ofrecían vacunas contra esta enfermedad a las mujeres embarazadas, para así proteger a los recién nacidos.

Riley era demasiado pequeña para vacunarla, por lo que su sistema inmunológico no ofrecía protección alguna contra esta enfermedad.

Enlace patrocinado
{keyword}
Facebook

Ahora, su madre Catalina trabaja sin descanso para informar a otros padres sobre la importancia de las vacunas, y para agradecerle al personal médico que hizo todo lo posibe por salvar a su pequeña.

“Escribo esta publicación porque veo a cantidad de trabajadores de salud que reciben comentarios negativos”, dice. “Aunque a veces cometen errores, no debemos olvidar lo difícil que es el trabajo que hacen los médicos y las enfermeras por salvar a nuestros hijos.”

http://i.vimeocdn.com/video/566971031_1280x720.jpg
i.vimeocdn
Enlace patrocinado

Diez mil personas han reaccionado a su publicación en Facebook y más de un millar han compartido sus bellas palabras.

Lee a continuación su mensaje completo:

“Gracias a las enfermeras que nos ayudaron a entretener a nuestra hija con juegos y juguetes mientras se estaba muriendo en el hospital. Gracias a la inteligencia del médico que diagnosticó a Riley correctamente antes de recibir los resultados, sólo por el sonido de su tos.

{keyword}
Facebook

Gracias a los médicos de la UCI y a las enfermeras que nos mantuvieron en calma cuando estábamos tristes, desesperados y asustados. Gracias al doctor que me dijo que existía la posibilidad de que Riley falleciera.

Enlace patrocinado

No me gustó en el momento, simplemente porque lo sentí como un puñetazo en el estómago, pero era importante que estuviéramos preparados. Gracias a la enfermeras que amablemente se aseguraban de que comiéramos, bebiéramos y descansáramos cuando todo lo que podíamos era pensar si nuestra hija podría o no sobrevivir.

{keyword}
Facebook

Gracias al médico que puso a su propia familia en espera para trabajar sin descanso, quedándose hasta tarde y entrando más temprano. Gracias al médico que se sentó con nosotros en la sala de espera y se enfrentó a la difícil tarea de decirnos que probablemente Riley no sobreviviría.

Gracias a las enfermeras y a los médicos que nos dieron tiempo y espacio para despedirnos de nuestra hija que falleció en nuestro brazos.

{keyword}
Facebook

Gracias a la joven enfermera que vino a la UCI después de enterarse que la pequeña había fallecido y lloró con nosotros. Gracias a la enfermera que se llevó el cuerpo de nuestra hija en sus brazos, sollozando. Gracias a la enfermera que nos detuvo en el pasillo cuando se enteró de lo ocurrido y nos abrazó con fuerza. Gracias a la enfermera que vino al funeral de Riley y nos dio un amable discurso.

{keyword}
Facebook

Y gracias a todos los increíbles médicos y enfermeras que explican a sus pacientes la importancia de las vacunas, y lo que puede suceder cuando los bebés son demasiado pequeños para ser vacunados pero pueden contraer enfermedades fácilmente prevenibles mediante vacunación.

Enlace patrocinado

Los médicos y las enfermeras no sólo salvan vidas, hacen mucho más.

Sé que a veces reciben gran cantidad de comentarios negativos, pero realmente se merecen nuestro reconocimiento y agradecimiento por todo lo que hacen.”

Mamá de Riley

{keyword}
Facebook

Riley tenía a penas un mes de vida cuando se fue, y aunque sus padres ya no pueden hacer nada por ella, sus padres siguen luchando informando a otros padres acerca de la importancia de la vacunación en las mujeres embarazadas.

¡Por favor comparte esta historia y evitemos que esto vuelva a ocurrir!

Fuente: Little Things
Imagen de portada: Facebook

Enlace patrocinado