El culpable de la adicción a las patatas fritas ya tiene nombre

Enlace patrocinado

La comida rápida es uno de los pecados de nuestro siglo. Todos adoramos a los dioses de neón que nos bendicen con sus ricos manjares, McDonald’s, Burguer King, KFC, Tacobell

Todos estos nos incitan al pecado y a su consecuente penitencia en la clase de spining. Hoy te desvelamos la verdad tras tu tentación más recurrente, las patatas fritas de McDonald’s.

¿Qué ingrediente secreto las hace tan adictivas?

Las patatas fritas son el plato estrella de cualquier restaurante de comida rápida. La receta más simple se ha convertido en el sello de distinción de McDonald’s. Ya sean las clásicas, deluxe, rizadas o en forma de Waffle, no puedes parar de comerlas y hoy te explicamos el porqué.

El culpable de la adicción a las patatas fritas ya tiene nombre
mcdonalds
Enlace patrocinado

El proceso para crear estas deliciosas patatas es conocido por todos y no esconde ningún misterio. Primero se escogen las mejores patatas frescas del entorno local, se limpian, pelan y cortan en la fábrica. Aquí se les añaden los aditivos para mantener su característico y apetecible color amarillo. De momento, nada sorprendente.

El culpable de la adicción a las patatas fritas ya tiene nombre
falsaria.com

Las patatas se fríen entonces durante menos de un minuto, para después congelarlas y enviarlas al restaurante. Una vez allí, se vuelven a freír en aceite, se les da un toque de sal y listas para servir.

El ingrediente secreto empezó a usarse en 1950

El problema de la compañía por aquel entonces era oxigenar el aceite para alargar su vida útil. El proceso era costoso y complicado, por lo que un distribuidor local le ofreció una mezcla de aceite y grasa animal. Todas las plegarías fueron respondidas.

Enlace patrocinado
El culpable de la adicción a las patatas fritas ya tiene nombre
wikimedia

La grasa animal le daba un sabor único a las patatas y pronto todas las franquicias de comida rápida empezaron a usarlo. No fue hasta los años 80 que tuvieron que retirar la grasa animal debido al alto porcentaje de grasas saturadas que contenía.

El sabor no se podía perder así que McDonald’s añadió el «sabor de la carne natural» a su receta. Vegetarianos del mundo, tranquilos, solo tiene el gusto, ni rastro de animales. Esta mezcla se obtiene del trigo y la leche hidrolizada. Estos dos ingredientes hacen irresistibles a las patatas que tanto nos gustan.

¿Alguna vez te habías preguntado por qué están tan buenas? ¿Las saborearás igual ahora que sabes el secreto?

Compártelo con todo adicto a la comida rápida que conozcas para que descubra el secreto

Fuente: rd