Desentierran la tumba de Jesucristo por primera vez en siglos en Jerusalén

Enlace patrocinado

Durante tan sólo 60 horas, los investigadores tuvieron la oportunidad de examinar el lugar más sagrado del cristianismo, incluyendo zonas que no habían visto la luz en casi un milenio.

Según lo revelado en exclusiva por National Geographic (NG), los resultado preliminares sobre dónde se cree que fue enterrado el cuerpo de Jesucristo, parecen confirmar que todavía hoy en día existen fragmentos de su tumba tras sobrevivir varios siglos de daños, destrucciones y reconstrucciones de la Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

{keyword}
National Geographic

Sin embargo, este equipo de conservacionistas dirigido por la Universidad Técnica Nacional de Atenas ha descubierto un tesoro que ha provocado más preguntas que respuestas.

Enlace patrocinado
{keyword}
National Geographic

Arqueológicamente no ha podido confirmar que la tumba recientemente descubierta en la Iglesia del Santo Sepulcro fuera el lugar de enterramiento de un individuo judío conocido como Jesús de Nazaret.

Las primeras cuentas de la sepultura de Jesús provienen de los evangelios canónicos, los cuatro primeros libros del Nuevo testamento, que se cree que fue escrito décadas después de la crucifixión de Cristo, alrededor del año 30. La iglesia fue construida alrededor de la tumba durante el siglo IV, y las capas de mármol se colocaron encima de la plataforma durante la mitad del siglo XVI.

{keyword}
National Geographic

El sitio más venerado en el mundo cristiano, la tumba, consiste en una plataforma de piedra caliza que fue tallada en la pared de una cueva. Desde 1555, se cubrió con un revestimiento de mármol, supuestamente para evitar que los peregrinos se llevaran trozos de la roca original como recuerdo.

Enlace patrocinado
{keyword}
National Geographic

El equipo de investigadores retiró cuidadosamente, en la noche del 26 de octubre, estas losas de mármol, y debajo encontraron una segunda losa con una cruz tallada en su superficie. Pero el equipo creyó que no era la superficie original de la plataforma de piedra caliza, y siguió trabajando; apenas unas horas antes de que se acabara el tiempo, encontraron la tumba original de piedra caliza intacta.

{keyword}
National Geographic

“Estoy absolutamente sorprendido. Mis rodillas están temblando, no me esperaba esto”, dijo Fredik Hiebert, arqueólogo de National Geographic. “No podemos decir que sea seguro al cien por cien, pero parece ser visible la prueba de que la ubicación de la tumba no ha cambiado con el tiempo, algo que los científicos y los historiadores se han preguntado durante décadas.”

Enlace patrocinado
{keyword}
National Geographic

Además, los investigadores han confirmado que la cueva de piedra caliza original en la que fue tallada la plataforma está contenida dentro de las paredes del Edículo del siglo XVIII.

Como resultado, hay más de un millar de tumbas excavadas en la roca y alrededor de Jerusalén. A pesar de toda la parafernalia religiosa asociada a este lugar de enterramiento en particular, parece haberse confirmado que efectivamente se trataba del lugar de descanso de Jesucristo, aunque es difícil saberlo con seguridad.

{keyword}
National Geographic

Mientras tanto, el equipo de la Universidad Técnica Nacional de Atenas continúa su recuperación del Edículo. Conservacionistas se dedicarán a la limpieza y documentación de cada pulgada del santuario durante al menos otros cinco meses, para recopilar una valiosa información que los investigadores estudiarán durante años en un intento de comprender mejor el origen y la historia de uno de los sitios más sagrados del mundo.

¡Comparte este gran descubrimiento con tu familia y amigos!

Fuente: iflscience National Geographic
Imagen de portada: National Geographic

Enlace patrocinado