Descubre este increíble fenómeno de la naturaleza captado por una cámara

La naturaleza no deja de sorprendernos. Cuando creemos haberlo visto todo, aparece ante nuestros ojos un nuevo fenómeno único y cautivador que nos deja con la boca abierta. Esto fue lo que le ocurrió a Kaylyn Messer, una fotógrafa que se lanzó a la búsqueda de un enorme disco de hielo perfecto que flotaba en las aguas de un pequeño río de Washington ¿Qué posibilidades hay de que esa figura geométrica perfecta haya sido producida por la naturaleza?

Sigue leyendo para conocer más acerca de este curioso e hipnotizante fenómeno natural.

Descubre este increíble fenómeno de la naturaleza captado por una cámara
Storyful News

Gracias a la increíble repercusión de las redes sociales, la fotógrafa Kaylyn Messer pudo conocer la existencia de un gran disco de hielo que giraba indefinidamente sobre las aguas de un pequeño río a las afueras de Seattle. Tras ver un pequeño vídeo del extraño fenómeno, Kaylyn no se lo pensó dos veces y se subió a su coche con la esperanza de presenciar este gigantesco disco de hielo en plena acción.

Descubre este increíble fenómeno de la naturaleza captado por una cámara
Kaylyn Messer

«El círculo de hielo era totalmente hipnotizante, además de contemplar la impactante geometría también podías oír el sonido del río fluyendo continuamente», explicó Kaylyn en una entrevista.

Sin embargo, este no ha sido el único avistamiento de este fenómeno. Jason Robinson iba conduciendo de camino al trabajo cuando descubrió uno de estos misteriosos discos de hielo flotando en un río de la ciudad de Vestaburg (Michigan).

Al principio, los científicos plantearon la hipótesis de que estos discos de hielo se formaban debido a algunas corrientes o remolinos en el agua que empujaban las enormes placas de hielo.

Sin embargo, tras observar que algunos de estos círculos perfectos tenían más de 16 metros de diámetro, la teoría de las corrientes de agua comenzaba a tambalearse. Fue después de reproducir el fenómeno a través de modelos informáticos que los científicos se dieron cuenta de que los remolinos no eran la causa principal que producía el giro en estas placas.

Descubre este increíble fenómeno de la naturaleza captado por una cámara
Storyful News

Si los remolinos fueran la causa principal del movimiento de estas placas, los discos más pequeños girarían más rápido que los discos de mayor tamaño y esto no es lo que realmente ocurre. Estos círculos helados presentan una enorme gama de tamaños y todos giran prácticamente a la misma velocidad, y lo que es más importante, también lo hacen incluso en aguas sin movimiento.

Entonces, ¿a qué se debe el movimiento de los discos helados?

Con el objetivo de arrojar un poco de luz a este misterio, en julio del año pasado unos científicos de la Universidad de Lieja (Bélgica) utilizaron unos imanes para simular las condiciones de estos discos de hielo. Tras el experimento descubrieron que las placas giraban incluso cuando no había corriente. ¿Por qué? Muy simple, debido a la fusión del hielo.

El equipo dirigido por Stéphane Dorbolo utilizó algunas cámaras, una perla de níquel, un imán y algunas placas de Petri para simular lo que sucede cuando una placa de hielo que flota sobre el agua comienza a derretirse.

Curiosamente, la capa de hielo comenzó a girar a pesar de que el equipo no había añadido remolinos al modelo. Resulta que el giro es en realidad debido a las curiosas propiedades intrínsecas del agua en lugar de ocurrir a causa de las corrientes que podría haber en un río.

En sus experimentos, los científicos midieron el flujo del agua bajo el hielo comprobando que el disco helado enfriaba el agua que lo rodeaba. Cuando el agua circundante alcanza los 4ºC (temperatura en la que el agua alcanza su máxima densidad), esta se se dirige hacia el fondo debido a la diferencia de densidad formando una especie de vórtice. Es este vórtice de agua lo que hace girar el hielo que flota sobre él.

Si bien el experimento finalmente explicaría el origen del giro, aún no queda claro cómo el disco consigue convertirse en un circulo perfecto.

De momento se presupone que los fragmentos de hielo pueden que sean recogidos por el vórtice y sean añadidos al disco para formar la geometría circular, sin embargo, también podría ser que la forma del círculo se desarrolle gradualmente debido a la constante fricción que sufre debido a su movimiento rotacional.

¡Comparte esta curiosidad con todos tus amigos!

Fuente: Awm, Gizmodo, Sciencealert