¿Por qué deberías comer tomates todos los días?

Gracias a su delicioso sabor y versatilidad, los tomates se han convertido en uno de los alimentos fundamentales de cualquier dieta. Los comemos crudos, en salsa, en zumos, en guisos, a la plancha… y lo más importante: ¡sin ellos no existiría la pizza tal y como la conocemos!

Sin embargo, más allá de ser un ingrediente indispensable en la cocina, su interior guarda una lista infinita de beneficios para nuestro organismo si se consumen con regularidad. ¿Te los vas a perder?

Descubre los beneficios que recibirías si comieses esta deliciosa hortaliza todos los días:

1- Puede ayudar a combatir el envejecimiento prematuro

¿Por qué deberías comer tomates todos los días?
goodluz/Shutterstock

Durante un estudio que tenía como objetivo comprobar los beneficios de los tomates, 10 personas tomaron 5 cucharadas diarias de aceite de oliva durante tres meses. De esas 10 personas, 5 acompañaron el aceite de oliva con pasta de tomate.

Una vez transcurridos esos 3 meses, unas pruebas realizadas posteriormente mostraban que aquellas que acompañaron el aceite con pasta de tomate tenían un 33% más de protección contra las quemaduras solares. Además, el tomate también ayudó a aumentar la producción de colágeno haciendo que la piel fuese más flexible.

2- Contiene licopeno

¿Por qué deberías comer tomates todos los días?
eugenegurkov/Shutterstock

El licopeno es uno de los antioxidantes más importantes y útiles de nuestro cuerpo. Este pigmento vegetal es el responsable de que los tomates tengan ese color rojo intenso. Sin embargo, esta puede que sea la menor de sus propiedades ya que también:

  • Protege nuestras células de los radicales libres, es decir, las moléculas que pueden causar cáncer y dañar nuestro ADN.
  • Nos ayuda a mantenernos sanos y fuertes mejorando nuestro sistema inmunológico.
  • Nos ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Previene el endurecimiento de las arterias.
  • Reduce los coágulos sanguíneos.
  • Disminuye el riesgo de sufrir infarto cerebrales

Cuanto más intenso sea el color, más licopeno poseerá el tomate.

3- Puede ayudar a prevenir el cáncer

¿Por qué deberías comer tomates todos los días?
jovan vitanovski/Shutterstock

El licopeno es un antioxidante muy conocido por su propiedad anticancerígena. Un estudio descubrió que las personas que seguían dietas altas en tomates reducían en un 31% el riesgo de desarrollar cáncer.

Combinados con el brócoli, los tomates ayudan enormemente a combatir el cáncer de próstata. Por otro lado, las mujeres que comen alimentos ricos en carotenoides pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.

4- Contiene muchos carotenoides

¿Por qué deberías comer tomates todos los días?
Dmitry Lobanov/Shutterstock

Aparte del licopeno, los tomates contienen muchos otros carotenoides como el alfa y beta-caroteno o la luteína.

Estos carotenoides trabajan en conjunto para mantenernos sanos y fuertes, pero eso sí, asegúrate de no quitar la piel del tomate cuendo lo comas, puesto que es ahí donde están estos nutrientes y los flavonoles.

5- Tiene propiedades antiinflamatorias

¿Por qué deberías comer tomates todos los días?
Csaba Deli/Shutterstock

Los tomates también conteinen flavonoides como la quercetina y kaempferol. Estos dos tipos de flavonoides tienen la propiedad de contrarrestar la inflamación.

Tanto es así que un estudio mostró que beber zumo de tomate diariamente podía reducir los niveles de TNF-alfa en la sangre en un 34%. El TNF-alfa es el responsable de la inflamación crónica que puede conducir a enfermedades crónicas degenerativas como la osteoporosis, enfermedades del corazón o la depresión.

Desde las universidades de Manchester y Newcastle, los investigadores recomiendan que acompañemos con tomates dos comidas del día ya sea con zumos, en ensalada, en sopa o en salsas.

¿Conocías todos los beneficios del tomate?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Stethnews