Consejos para aliviar el Dolor de Estómago Causado por la Ansiedad y Estrés

La ansiedad, el estrés y la tensión con frecuencia nos pueden provocar fuertes dolores de estómago. Este trastorno, llamado dispepsia funcional y no atribuible a una patología orgánica específica, como la úlcera, gastritis, enfermedad de reflujo gastroesofágico, o cáncer, es muy común entre todos nosotros; se estima que alrededor de una de cada diez personas lo sufren, en su mayoría mujeres, y resulta bastante desagradable e incómodo.

El estrés, la ansiedad, los problemas emocionales (el llamado mal de amores) pueden provocar problemas en personas susceptibles, con síntomas bastante característicos como pueden ser los calambres, hinchazón, ardor de estómago (acidez) y el dolor epigástrico, que se encuentra en la parte superior del abdomen.

Consejos para aliviar el Dolor de Estómago Causado por la Ansiedad y Estrés
Wikihow

El dolor de estómago puede estar más activo durante la digestión o aparecer de repente en un período de tensión emocional durante una disputa familiar, antes de un examen, después de una reunión de negocios… La esfera psicológica juega, en definitiva, un papel clave entre los principales factores desencadenantes de la dispepsia funcional, como pueden ser las dificultades económicas o de empleo y el final de una relación.

Si se han excluido las causas orgánicas de la enfermedad, los medicamentos utilizados tradicionalmente contra el ardor de estómago, tales como los antiácidos y antisecretor gástrico, sólo sirven para aliviar los síntomas durante los ataques, pero no actúan sobre las causas.

En la dispepsia funcional crónica se utilizan medicamentos que afectan el sistema nervioso, ansiolíticos (benzodiazepinas) o antidepresivos en dosis bajas. Los remedios naturales tienen un impacto inmediato, pero no duran en el tiempo, muchas personas se benefician de una taza de té de manzanilla, que ayuda a relajarse. En caso de pesadez y dificultad de digestión se puede recurrir a los preparados a base de plantas a base de jengibre. Intervenir sobre el origen de la dispepsia nerviosa puede ayudar.

Si bien es cierto que algunos alimentos pueden agravar la dispepsia (por ejemplo, los alimentos ricos en grasas, chocolate, café, menta, alcohol), la mayoría de las personas que sufren de este trastorno no importa lo que coman, porque el problema está relacionado en un reflejo nervioso.

En general, sin embargo, es mejor tomar comidas ligeras y fáciles, y debes comer despacio, masticando lentamente. La actividad física moderada, como el yoga y otras técnicas de respiración pueden ayudarnos a aliviar los síntomas por sus métodos efectivos en la relajación.

Esperamos que esto te haya servido de ayuda y si te ha gustado por favor compártelo con tus amigos! ?