8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver

A todo el mundo le encanta leer sobre lo desconocido y construir sus propias teorías y explicaciones. La combinación de hechos extraños y ambigüedad permite que nuestra imaginación se vuelva loca con todas las posibilidades.

A continuación te mostraremos algunas de las desapariciones más impactantes de la historia. Casos en los que no existe ninguna explicación coherente. ¿Es posible desvanecerse? ¿Cómo han podido desaparecer embarcaciones enteras sin dejar rastro? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Así que, aquí te mostramos 8 casos de misteriosas desapariciones todavía sin resolver:

1- Victor Grayson

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver

Albert Victor Grayson era un político inglés que no contaba con la amistad de muchos compañeros. Grayson era un socialista honesto que se pasó varios años dando discursos sobre muchos temas, incluido la corrupción en el sistema político.

En estos discursos, con frecuencia acusaba a individuos de alto rango de corrupción, como el Primer Ministro, a quien acusó de trapichear con un hombre llamado Maundy Gregory.

En 1920 Grayson fue atacado y golpeado en un intento de asustarlo para que se sometiera. Pero esa táctica falló, ya que Grayson no paró de dar discursos para exponer la verdad.

A finales de septiembre de ese mismo año recibió una llamada mientras estaba con unos amigos. Se marchó diciendo que debía ir un momento a un hotel cercano, pero todo parece haber sido mentira.

Nunca fue al hotel, en su lugar fue a la casa de Maundy Gregory. No está claro porqué mintió sobre el lugar a dónde iba, pero más extraño aún es que mintiese acerca de que visitaría a un hombre que lo había atacado a penas unas se manas antes.

Un testigo vio a Grayson entrar a la casa de Gregory. Esa fue la última vez que se vio a Grayson con vida. No se encontraron pistas concluyentes sobre lo que realmente sucedió dentro de la casa. Curiosamente, Gregory también fue sospechoso de la muerte de la actriz Edith Rosse.

2- Mary Boyle

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver
Websleuths

El día de San Patricio de 1977, Mary Boyle, de 7 años, visitaba a sus abuelos en el condado de Donegal, Irlanda. Una tarde cualquiera, la pequeña decidió ir con su tío hasta la casa de unos vecinos. Ambos caminaban por el campo cuando se toparon con una parte particularmente pantanosa. Al ver el estado del camino, su tío decidió enviarla de vuelta a la casa de sus abuelos. Esa fue la última vez que fue vista con vida.

La desaparición de la pequeña ha traído de cabeza a los detectives, quienes continúan trabajando en el caso hasta el día de hoy. Sin embargo, la investigación se manejó extremadamente mal desde el principio. A pesar de que se halló restos de cabello y ropas en una tumba poco profunda cercana al lugar en los días posteriores a la desaparición de Mary, el lugar no fue examinado hasta 2013.

Cuando fue investigado, la policía no excavó el lugar con herramientas forenses, sino con una excavadora JCB. No se encontraron pruebas, muy posiblemente porque fueron destruidas por la maquinaria 36 años después de que la pequeña pudiese haber fallecido.

Una teoría bastante extendida es que Robert Black, un famoso asesino británico de niños, fue el culpable de la desaparición de la pequeña. Black pasó mucho tiempo en Donegal durante los años 70, y se cree que intentó secuestrar a varios niños de la zona. Fue capturado en 1990, después de matar al menos a 19 niñas en toda Europa.

3- SS Waratah

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver

El 26 de julio de 1909, el SS Waratah zarpó de Durban, Sudáfrica, rumbo a Ciudad del Cabo. Era un barco de pasajeros australiano que transportaba a 212 personas. Lo que hace que esta historia sea única entre las leyendas marítimas es que no una, sino dos personas que nunca se conocieron, pronosticaron la desaparición del Waratah.

El primer hombre fue Claude Sawyer, una de las personas que había viajado en el Waratah hasta Durban. Durante el viaje, tuvo una pesadilla muy vívida: un caballero medieval emergía del mar gritando el nombre de la nave, momentos después el navío era engullido por las olas y arrastrado hacia el fondo del mar. Este sueño fue suficiente para convencer a Claude de que desembarcase en Durban y no continuase la travesía.

El día siguiente de abandonar Durban, el Waratah se comunicó a través de código Morse con un barco llamado Clan McIntyre. Ambos intercambiaron mensajes sobre las buenas condiciones meteorológicas que había y se desearon mutuamente buen viaje. Incluso cuando los mares se pusieron difíciles, los barcos estuvieron muy cerca durante horas.

Justo después de las 9:00 de esa mañana, el Waratah cambió de rumbo. Más tarde ese día, el capitán del Clan McIntyre, C.G. Philips, vio una aparición que le “trajo a la mente la leyenda del Holandés Errante” navegando tras el Waratah. En ese momento pensó que el barco estaba condenado.

Aunque lo más probable es que la nave se hundiese por accidente, el hecho de que dos extraños anticiparan el desastre de la nave, incluso haciendo que uno de ellos lo abandonase (una decisión muy costosa), ciertamente hace que el caso de Waratah sea más que curioso.

4- Lloyd Lionel Gaines

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver
New York Times

Lloyd Gaines fue un hombre que luchó contra las políticas de segregación racial de la Universidad de Missouri. En la década de 1930, Missouri pagaba matrículas para que los estudiantes negros estudiasen derecho, pero solo si estudiaban en otros estados. Entonces, en 1936, Gaines comenzó un proceso legal contra la Universidad de Missouri. El caso continuó durante tres años, tiempo durante el cual obtuvo un título en economía por la Universidad de Michigan. Pero su sueño era convertirse en abogado.

En 1939, el Tribunal Supremo falló a su favor, allanando el camino no solo para que él cumpliera su sueño, sino para que también desapareciera la segregación de las universidades a nivel nacional.

Más tarde ese año, la gente dice que Gaines comenzó a actuar de manera extraña. En una ocasión, Gaines salió de noche a comprar sellos a pesar de que estaba lloviendo a raudales. Nunca nunca más se le volvió a ver. Si bien muchas personas especulaban que fue capturado y asesinado como parte de un crimen de odio, nunca se podrá conocer la verdad.

5- Ellen Austin

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver
msad40

En 1881, el Ellen Austin zarpó de Inglaterra para viajar hasta Nueva York. Un mes después, su viaje estaba llegando a su fin, pero como navegaba a través del Triángulo de las Bermudas, estaba rodeado por una niebla tan espesa que la visibilidad se vio seriamente comprometida.

La tripulación comenzó a navegar más despacio. No mucho después, el vigía aseguró que podía ver un barco. El resto de la tripulación no pudo ver a través de la niebla, pero lo llamó de todos modos. Aunque no llegaron respuestas, podían oír al otro barco, por lo que se quedaron relativamente cerca. Cuando la niebla finalmente se aclaró, se dieron cuenta de que la otra nave estaba abandonada.

El capitán Baker del Ellen Austin ordenó a seis de sus hombres que abordaran el barco fantasma y lo llevaran hasta Nueva York a remolque. El registro del capitán y las hojas de ruta habían desaparecido del segundo barco, lo que significa que su identidad no se podía conocer.

Así que el Ellen Austin y el misterioso barco zarparon y navegaron juntos hasta que una tormenta los golpeó y los separó. Después de la tormenta, el barco sin nombre desapareció. Tras reencontrarlo, el Capitán lo persiguió durante varias horas hasta que lo alcanzó, y una vez más lo encontró vacío. Los seis hombres de Ellen Austin se habían esfumado.

El capitán convenció a una segunda tripulación para que abordara el barco proporcionándoles esta vez armas de fuego. Los dos barcos zarparon una vez más y unas horas más tarde, la niebla volvió a extenderse y el barco sin nombre volvió a desaparecer, esta vez para siempre, junto con su tercera tripulación.

6- Marlborough

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver

El Marlborough era un barco enorme construido a finales del siglo XIX. Viajó entre Gran Bretaña y Nueva Zelanda, actuando como un barco de pasajeros hasta Nueva Zelanda y como buque de carga hasta Gran Bretaña.

Partió de Nueva Zelanda en enero de 1890, con 33 miembros en su tripulación y un pequeño número de pasajeros. En abril de ese año se reportó su desaparición. El navío finalmente fue encontrado 23 años después de su desaparición con un secreto que no dejaría indiferente a nadie.

En él se hallaron multitud de esqueletos diseminados por todo el barco. No hubo signos de violencia, y obviamente todos murieron al mismo tiempo porque nadie dejaría un cadáver tirado por el barco.

Se podría pensar que estaban huyendo de algo, pero se encontraron cuerpos en diferentes lugares del barco, lo que indica que no fueron capturados por nadie o asesinados. Otro detalle importante es que una persona, muy probablemente el capitán, fue encontrada bajo el timón. Dirigir el barco no sería algo prioritario si tu tripulación ha sido asesinada.

Los cuerpos no presentaban lesiones y el robo no parecía ser la causa de un posible asalto. Si el barco simplemente hubiera encallado, todos hubieran abandonado el barco. Parece que nunca sabremos qué fue lo que realmente le ocurrió a la tripulación del Marlborough.

7- Richard Cox

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver

Richard Colvin Cox era un cadete del ejército de EE.UU. destinado en West Point, Nueva York, en 1950. El 14 de enero desapareció. Les había dicho a sus compañeros que iba a cenar con su amigo George, quien nunca fue encontrado a pesar de las extensas investigaciones de la policía.

Existen muchas teorías sobre qué pasó con Cox desde que se unió a la CIA, hasta que fue encarcelado por los soviéticos. Quizás la más convincente sea que él organizó su propia desaparición para huir con su compañero. A pesar de que Cox estaba comprometido, se encontraron pruebas que sugerían que Cox tuvo encuentros homosexuales con otros cadetes.

En 1986, se envió una carta anónima a un hombre jubilado que investigó la desaparición de Cox. La carta sugería que Robert Frisbee, quien era el sospechoso de otro caso de asesinato, había sido previamente conocido como Robert Dion, y había estado destinado con Cox.

Además, Dion había estado involucrado previamente en un caso de falsificación de identidades, por lo que es posible que no solo le proporcionase una nueva identidad a Cox, sino que incluso se hiciese pasar por un hombre llamado George en el momento de la desaparición.

Algunas noches antes de que desapareciese, Cox fue visto en compañía de George, y las descripciones de él coincidían con las de Dion. Muchas personas creen que Cox en realidad llevó una vida completamente nueva y que aún podría estar vivo a día de hoy.

8- Jacque Verges

8 Impactantes casos de desapariciones de los últimos 100 años que siguen aún sin resolver
Extraordinary Chambers in the Courts of Cambodia

Jacque Verges fue uno de los abogados más controvertidos de Francia hasta que murió de un ataque al corazón en agosto del año pasado. Fue apodado “The Devil’s Advocate” por defender a clientes como el criminal de guerra nazi Klaus Barbie y el terrorista Djamila Bouhired, a quien salvó de ser condenado a muerte por bombardear a personas inocentes.

Debido a casos como estos, no debería ser una sorpresa que Verges fuera bien conocido por el público y vigilado de cerca por los medios. Sería natural suponer que cuando desapareció en 1970, fue por la mano de uno de los incontables enemigos que probablemente acumuló a lo largo de los años.

Sabemos con certeza que eso no fue lo que sucedió, porque ocho años después de desaparecer, Verges resurgió y continuó con su vida como si nada hubiera pasado. Comenzó a ejercer la abogacía nuevamente en 1979 defendiendo a las peores personas que pudo encontrar, como su viejo amigo Khieu Samphan, quien fue condenado por cometer genocidio mientras dirigía el Khmer Rouge, un partido comunista camboyano.

Se han presentado muchas teorías sobre dónde estuvo Verges durante esos ocho años. Algunos dicen que fue asesor de Pol Pot, otro ex líder de los Jemeres Rojos. Otros afirman que fue entrenado por la KGB. El propio Verges nunca explicó dónde estuvo durante esos ocho años, simplemente afirmaba que estuvo de vacaciones “muy al este de Francia“.

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Listverse
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?