8 Cosas que poca gente sabe sobre lo que hacen en realidad los controladores aéreos

Como todos sabemos, el trabajo de los pilotos y los asistentes de vuelo es fundamental para que nuestros viajes en avión sean confortables y seguros, sin embargo, existe un tercer grupo de personas menos recordado que también juega un papel indispensable para que nuestras travesías por el aire sean perfectas.

Así es, estamos hablando de los controladores de tráfico aéreo.

Gracias a su trabajo, miles de aviones son capaces de surcar el cielo sin que ocurra ninguna catástrofe. Utilizando herramientas de tecnología punta, estos profesionales son capaces de dirigir el despegue de los aviones, guiar a los pilotos sobre las rutas de vuelo y el tiempo o ayudar a los pilotos a aterrizar con seguridad en momentos de dificultad. 

A continuación te mostramos algunas curiosidades de esta fascinante profesión para que puedas conocerla un poco más a fondo:

1- No todos los controladores aéreos trabajan en los aeropuertos

img 597b0adb7e4f9

Cuando imaginamos a un controlador aéreo, probablemente pensemos en una persona sentada frente al ordenador en una de las enormes torres que vemos en los aeropuertos, sin embargo, muchos controladores son capaces de trabajar a kilómetros de las pistas de aterrizaje.

Existen tres tipos de controladores, cada uno de ellos con sus respectivas responsabilidades:

Los controladores de torre dirigen el movimiento de los aviones en la pista, controlan los planes de vuelo y autorizan a los pilotos para poder despegar o aterrizar. La mayoría trabaja desde torres de control de tráfico aéreo.

img 597b779c4ccc5

Los controladores de radar de aproximación y despegue se encargan de administrar el flujo de aviones que entran se y salen del aeropuerto. Ordenan la llegada y partida de los aviones, guían a los pilotos durante los despegues y aterrizajes, y usan equipos de radar para monitorear las rutas de vuelo.

Estos controladores trabajan en edificios conocidos como centros de control de aproximación terminal por radar (TRACONs, por sus iniciales en inglés).

Los controladores de ruta monitorean a los aviones una vez que dejan el espacio aéreo de los aeropuertos para evitar colisiones. Por otro lado, también proporcionan instrucciones para evitar embotellamientos con el objetivo de mantener el tráfico en niveles manejables para los aeropuertos y los controladores de ruta.

2- La edad es un factor importante

img 597b14e0497e1

Aunque hay muchos formas de entrar a la profesión, todo controlador aéreo necesita tener una buena visión, una mente despierta, la capacidad de pensar rápido y actuar correctamente bajo presión.

Por esta razón, muchos países imponen que los solicitantes tengan menos de 30 años y que la edad de jubilación ronde los 56 años, antes de que puedan experimentar cualquier problema mental relacionado con la edad.

3- Alternancia entre el estrés y el aburrimiento

img 597b0f7977020

Debido a que son responsables de miles de vidas las 24 horas del día, los 365 días del año, la mayoría de los controladores de tránsito aéreo experimentan un alto nivel de estrés a causa de su trabajo.

Permanecer concentrado es esencial para ellos, especialmente en los momentos donde el tráfico aéreo se intensifica o hay mal tiempo. Por este motivo, la mayoría de los controladores aéreos disponen de un descanso cada una o dos horas, dependiendo de las reglas en sus instalaciones.

3- Tienen su propio lenguaje

img 597b153d567ca

Todos los pilotos y controladores utilizan un sistema alfabético y numérico fonético, que sustituye letras (A a Z) y números (cero a nueve) por palabras en código para minimizar la confusión y los malentendidos entre controladores y los pilotos.

De esta manera, los controladores dicen «bravo» en lugar de la letra «B» o «Charlie» en lugar de la letra «C».

4- Trato especial para pilotos extranjeros

img 597b0d1ed667f

Aunque el inglés es el idioma oficial de la aviación, no todos los pilotos lo hablan adecuadamente, por lo que a menudo suelen darse ciertas dificultades de comunicación. Por este mismo motivo, aprender a resolver posibles problemas de comunicación es parte de la formación de los controladores.

Cuando hablan con un piloto que tiene un acento demasiado pronunciado, los controladores hablan más despacio, enuncian las palabras de manera más exagerada y tratan de evitar cambios de rutas innecesarios tanto como les sea posible.

6- Se encuentran al límite del estrés

img 597b109d67da9

El estrés es el principal enemigo de cualquier controlador aéreo. Tanto es así que desgraciadamente muchos de estos profesionales fallecen a edades tempranas por culpa de enfermedades relacionadas con el agotamiento y la ansiedad derivada del estrés.

Un estudio secreto realizado por la NASA en 2011 encontró que casi una quinta parte de los controladores comete errores significativos, en gran parte debido a la fatiga crónica causada por la falta de sueño y los horarios de trabajo intensos.

7- Avistamientos OVNIs

{keyword}

Durante el transcurso de sus carreras, la mayoría de los controladores aéreos han visto personalmente o tienen un compañero de trabajo que ha detectado algún tipo de objeto volador no identificado.

Los avistamientos de OVNI son más comunes por la noche, cuando los controladores del tráfico aéreo pueden ver una luz parpadeante inexplicable que no parece estar viniendo de ningún avión.

Sin embargo, los avistamientos extraños no son necesariamente formas de vida extraterrestres: el radar es tan sensible que puede captar nubes, una bandada de pájaros o incluso un camión grande situado en el suelo.

8- Su trabajo no va a desaparecer

img 597b139456210

Aunque los controladores de tráfico aéreo dependen del radar y de otras tecnologías para hacer su trabajo, no corren el peligro de que la tecnología los reemplace a corto plazo. Con tantas vidas en juego, las máquinas utilizadas para el control del tráfico aéreo siempre requerirán de seres humanos que se aseguren de que los sistemas automatizados funcionan correctamente.

Así que ya sabes, la próxima vez que tomes un avión recuerda: muy lejos de ti, a cientos de kilómetros, habrá un controlador aéreo velando por tu seguridad.

¡Comparte estas curiosidades con todos tus amigos!

Fuente: Mentalfloss