8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones

¿Las vacaciones se convierten en una pesadilla porque no eres capaz de hacer de vientre? No estás solo. El conocido «síndrome del baño» hace referencia a la incapacidad de poder hacer de vientre en un baño desconocido, ya sea por que nos resulta demasiado desagradable o porque no conseguimos relajarnos lo suficiente como para que nuestros intestinos funcionen.

Esta es solo una de las numerosas razones que hacen que el estreñimiento afecte a más del 40% de las personas que van de vacaciones.

A continuación te mostramos algunos consejos para evitar que tener que ir al baño te fastidie las vacaciones:

1- Aprovecha la mañana para pasear

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
KieferPix / Shutterstock

Estando aún en ayunas, camina al menos 15 minutos para estimular el movimiento intestinal y reducir el estrés.

2- Desayuna algo de fruta

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
baibaz / Shutterstock

Como ya sabrás, la fibra aumenta el volumen de las deposiciones, haciendo que estas puedan desplazarse más facilmente por los intestinos. Toma toda la fibra que puedas a través de la fruta durante el desayuno. Come mangos, bayas, fresas, manzanas, peras o naranjas.

3- Bebe agua regularmente

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
Rido / Shutterstock

Junto a la fibra, el agua también aumentan el volumen de las heces para favorecer el tránsito intestinal. Los médicos recomiendan tomar 2 litros de agua al día, más en épocas de calor como el verano. Una solución para mantenerse correctamente hidratados en verano puede ser tomar 1 vaso grande de agua cada hora. ¡No olvides que el alcohol deshidrata!

4- Establece unos horarios

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
junpinzon / Shutterstock

Cuando nos vamos de vacaciones, es bastante habitual que nuestros horarios de comidas se vean un poco modificados, sin embargo, este pequeño desbarajuste puede hacernos más susceptibles a sufrir estreñimiento.

Si en casa desayunas a las 8 de la mañana, intenta seguir ese horario durante las vacaciones para mantener tus ritmos circadianos y regular las hormonas que intervienen en la digestión.

5- Levántate y anda

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
Piti Tangchawalit / Shutterstock

De la misma forma que un caminar favorece los movimientos intestinales, permanecer parado durante mucho tiempo genera inmovilidad intestinal.

Si viajas en coche, para cada 2 horas y aprovecha para beber un poco de agua e ir al baño. Si viajas en avión, camina por el pasillo de vez en cuando y bebe agua.

6- Los probióticos pueden ser de ayuda

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
Oksana_Slepko / Shutterstock

Según los resultados obtenidos por varios estudios, los probióticos (esas bacterias beneficiosas que podemos encontrar en el kéfir, el yogur, el kimchi y otros productos fermentados) mejoran los movimientos intestinales y previenen el estreñimiento.

7- Evita estos alimentos

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
Roman Samborskyi / Shutterstock

Alimentos como el chocolate, las carnes rojas, la harina y arroz blanco, las patatas fritas, los azúcares añadidos, los plátanos verdes y los lácteos (menos los yogures) complican las deposiciones, así que intenta evitarlos cuando estés de vacaciones.

8- Cuidado con los suplementos

8 Cosas que deberíamos hacer para evitar el temido síndrome del baño en vacaciones
Africa Studio / Shutterstock

Ciertos suplementos, como los de hierro y calcio, pueden causar estreñimiento. Si los necesitas por prescripción médica, asegúrate de mantenerte bien hidratado y tomar bastante fibra vegetal para contrarrestar sus efectos constringentes.

¡Sigue estas recomendaciones para que ir al baño no se convierta en una pesadilla estas vacaciones!

¡Comparte estos consejos con todos tus amigos!