5 Motivos por los que deberíamos dejar de tomar zumo de naranja

Probablemente has tomado muchas veces en tu vida ese «milagroso» zumo de naranja al que se le iban las vitaminas y que prometía curarte y evitar el resfriado, ¿verdad?

Pero poco a poco van cambiando los conceptos y cada vez hay más gente posicionada en contra del zumo ya que consumimos más azúcar de la debida e ingerimos menos fibra.

Esto podría llevarnos a aumentar nuestro peso sin desearlo. Existen varios motivos y algunas alternativas para seguir añadiendo esa vitamina C que tanto necesita nuestro cuerpo.

5 Motivos por los que no debes beber zumo de naranja natural

1- Azúcares

{keyword}

Para hacerte un zumo de naranja natural necesitas al menos 3 piezas de fruta, obteniendo una cantidad elevada de azúcar. Concentramos en el vaso unos 54 gramos de «azúcar libre» que equivale a unas 18 cucharadas de postre. Un refresco contiene 35 gramos.

2- No previene el resfriado

{keyword}

Seguramente tenías entendido que el zumo puede prevenir el resfriado pero debes saber que la vitamina C no es milagrosa. Es cierto que puede aliviar los síntomas pero si te tienes que resfriar, lo vas a hacer igualmente.

Además, consumir muchos zumos de naranja puede aportarte una alta dosis de vitamina C e inducirte a la formación de piedras en el riñón.

3- Fibra

{keyword}

Cuando preparamos un zumo de naranja nos dejamos mucha pulpa fuera y solo nos quedamos con el agua, las vitaminas y el azúcar. Al quitarle la pulpa, le quitamos el alto contenido en fibra por lo que liberamos los azúcares de manera descontrolada y tenemos más facilidad para acumular grasa corporal.

4- Saciedad

{keyword}

El zumo de naranja no nos sacia, ya que ni tiene fibra ni hay que masticar. Además, un estudio muestra que la fructosa inhibe una hormona llamada leptina, responsable de decirle al cerebro que estamos llenos.

5- Fructosa y daño hepático

{keyword}

Las dietas elevadas en fructosa promueven la síntesis de ácidos grasos hepáticos y un perfil lipídico aterogénico. Se encuentran muchos casos de personas con hígado graso no alcohólico.

Es cierto que comer fruta o tomarte un zumo de naranja de vez en cuando no provoca estos problemas. Pero si consumes muchos productos industriales y tienes sobrepeso, añadir un zumo al desayuno no te ayudará en nada.

Sin embargo, existen algunas alternativas al zumo de naranja natural como comer la fruta entera, preparar batidos o tomar otros alimentos ricos en vitamina C.

¿Sabías que no debías beber zumo de naranja?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Modernhealthmonk | Drperlmutter Imagen de portada: Nitr / shutterstock