5 Bebidas que puedes hacer con jengibre, limón y vinagre para combatir casi cualquier enfermedad

La miel es un edulcorante natural con propiedades impresionantes. Tiene la capacidad de aumentar la resistencia y reducir la fatiga muscular y, además, es el remedio perfecto para muchas enfermedades.

Al ser una excelente fuente de flavonoides y antioxidantes, ayuda a reducir el riesgo de sufrir cáncer y enfermedades de corazón. Por otra parte, es antibacteriana y ayuda a reducir las úlceras, calmar la tos y tratar los dolores de garganta.

shutterstock 427308088
Shutterstock yasuhiro amano

Estas son las 5 mejores infusiones con miel para tu salud

1- Infusión de miel y limón

Esta es mi infusión favorita para los resfriados. El limón ayuda a reducir la flema, mientras que la miel calma la irritación.

Para realizarla necesitarás:

  • 1 taza de miel
  • 1 cucharada de cáscara de limón
  • Bolsas de té
  • Un tarro de vidrio con tapa
  • Una tabla de cortar
  • Tazas de medir
  • Un cuchillo
shutterstock 551909590
Shutterstock JHK2303

Pasos a seguir:

En primer lugar lava muy bien el limón antes de rallar la cáscara para eliminar todas las bacterias que pueda tener en la superficie.

Coloca las ralladuras de cáscara de limón dentro de una bolsa de té. Vierte una cucharada de miel en una olla con agua y añade la bolsa de té. Caliéntalo a 85º C durante 10 minutos.

A continuación, viértelo en un recipiente y deja que se enfríe durante otros 10 minutos. Por último, retira con cuidado la bolsa de té y vierte la miel en una jarra esterilizada con tapa. Ya tienes tu remedio perfecto para ese resfriado.

{keyword}
The Hearty Soul

2- Infusión de canela y miel

La canela es una excelente fuente de antioxidantes y se ha utilizado desde hace cientos de años para tratar condiciones de salud como la diabetes, la candida, la pérdida de peso, el cáncer, el Alzheimer, el hongo del dedo del pie, el Parkinson, la gripe estomacal, etc.

Además, es antifúngica y reduce la sinusitis y la congestión, e incluso, cuando se infusiona en la miel, reduce los niveles de colesterol malo.

Para hacerla necesitarás:

  • 1 taza de miel
  • 4-6 palitos de canela
  • Una pizca de canela molida (opcional)

Pasos a seguir:

Coloca los palitos de canela en una olla con agua y ponlos a hervir, retira la olla del fuego y agrega una taza de miel. Déjalas reposar durante unas dos horas y cuela la mezcla para eliminar los restos de canela. Almacena este remedio en un frasco de vidrio y tómalo cuando lo necesites.

{keyword}
The Hearty Soul

3- Infusión de miel y jengibre

El jengibre reduce la congestión y mejora la digestión. Además, ayuda a eliminar toxinas y a promover la circulación.

Para ello necesitarás:

  • 1 taza de miel
  • 1 cucharada de raíz de jengibre fresco, pelado y rallado

Pasos a seguir:

Vierte la taza de miel en una olla con agua y agrega el jengibre. Lleva el agua a ebullición a 85Cº y déjala a esa temperatura durante 10 minutos. A continuación, retira la olla del fuego y deja la mezcla enfriar durante otros 10 minutos.

Por último, viértelo todo en un frasco de vidrio con tapa y tómatelo cuando lo necesites. Podrás almacenarlo hasta 2 semanas si tapas el frasco correctamente.

{keyword}
The Hearty Soul

4- Infusión de clavo y miel

Los clavos son uno de los mejores remedios para el dolor de muelas. Por lo tanto, si ese es tu problema, tienes que probar esta infusión.

Para realizarla necesitarás:

  • 1 taza de miel
  • 7 clavos enteros

Pasos a seguir:

Vierte una taza de miel en una cacerola con agua y, a continuación, agrega siete clavos en la miel. Caliéntalo a 85º C durante unas 2 horas y cuela la mezcla para guardarla en un recipiente hermético. Tómatela en cuanto tengas molestias.

{keyword}
The Hearty Soul

5- Infusión de vinagre de sidra de manzana y miel

El vinagre de sidra de manzana nunca falta en mi cocina. Se utiliza en prácticamente todos los remedios, el único problema es que hace que no queden tan dulces.

Para este remedio necesitarás:

  • 1 taza de miel
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana

Pasos a seguir:

Vierte las 3 cucharadas de vinagre en una cacerola con agua y agrega una taza de miel. Caliéntalo todo a fuego lento durante unos 10 minutos, remuévelo bien, vierte la mezcla en un recipiente hermético y almacénalo en un lugar fresco lejos de la luz solar. Suele durar unos 7 meses, así que en cuanto te sientas con pocas energías, te lo puedes tomar para sentirte mejor.

{keyword}
The Hearty Soul

Estos remedios te ayudarán a mantener tu organismo sano y fuerte para conseguir combatir cualquier tipo de dolor o enfermedad.

¿Habías probado alguno de ellos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: The Hearty Soul