2 Trucos de miles de conductores para conseguir que los cristales no se empañen en invierno

No hay nada peor en el mundo que tener que coger el coche y nada más arrancarlo los cristales se empiezan a empañar y no sabes qué hacer. Hay mil remedios por el mundo para solucionar este problema, pero la verdad es que hay pocas soluciones reales y hoy te traemos la solución definitiva.

El remedio definitivo contra los cristales empañados

El frío del invierno provoca que todos los cristales de los coches se empañen y de un momento a otro te quedas sin visión al volante. Si eres de los que sube la temperatura de tu coche con el climatizador o poniendo la calefacción, pero si no quieres hacer esto nunca más te traemos el truco definitivo y solo te hace falta una patata.

Solo necesitas una patata y un poco de espuma de afeitar. Corta la patata por la mitad y frótala en la cara interior de la luna de tu coche. Una vez hayas cubierto toda la superficie con la patata, aplica un poco de espuma de afeitar y frota hasta que haya desaparecido por completo.

Por mucho que bajen las temperaturas, tu cristal no volverá a empañarse y siempre conducirás con la máxima visibilidad posible, sin que nada te moleste.

2 Trucos de miles de conductores para conseguir que los cristales no se empañen en invierno

Si no tienes una patata a mano o te has quedado sin espuma de afeitar, puede probar otro método con resultados tan satisfactorios. Solo tienes que rallar un poco de jabón de manos en un vaso de agua y esparcir la mezcla por la parte interior de la luna de tu coche hasta que no queden residuos visibles.

¿Cómo evitas que se empañen tus cristales? ¿Tienes algún truco secreto o usas la patata desde el momento que llega el frío?

¡Compártelo con todos tus amigos para que no vuelvan a conducir con los cristales empañados!

Fuente: Twitter mibrujulaImagen de portada: Twitter mibrujula