10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro

La navegación sigue siendo una actividad peligrosa, con barcos que se pierden cada año, pero la mayoría de las veces se pueden encontrar sus restos, aunque otros barcos no dejan rastro alguno.

De hecho, algunos barcos simplemente desaparecen y no se vuelve a saber nada de ellos. A veces se puede encontrar un trozo de la nave, pero normalmente no se encuentra nada en absoluto.

A continuación te dejamos una lista con 10 barcos que desaparecieron del mapa.

1- Marine Sulphur Queen.

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
qian10

Era un petrolero de 160 metros que se utilizaba para transportar hidrocarburos durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, comenzó a llevar azufre fundido, una tarea que requiere que los tanques de almacenamiento se mantengan a una temperatura muy alta. Las fugas de azufre eran muy frecuentes. El barco estaba en malas condiciones pero continuo portando azufre hasta 1963.

En febrero, dos días después de salir de Texas con una carga de azufre, el Marine Sulphur Queen envió un mensaje de radio rutinario que no indicó ningún problema. Después de eso nadie fue capaz de comunicarse con ella.

Existen muchas teorías en cuanto a su destino y muchas sugieren que podría haber explotado. Otros culparon a la «magia» del Triangulo de las Bermudas de su desaparición. Otros simplemente piensan que el barco volcó y más tarde se desintegró. Los cuerpos de la tripulación nunca se recuperaron.

2- El Andrea Gail.

Era un barco pesquero, construido en Florida en 1978. Desapareció en un viaje a Terranova. El servicio de guardacostas inició una búsqueda, pero solo pudo encontrar una baliza de emergencia y unos trozos de escombros.

Se piensa que el Andrea Gail estaba condenado al fracaso debido a las inclemencias meteorológicas. La rara combinación de tres fenómenos meteorológicos fue conocida como «la tormenta perfecta». Se cree que el Andrea Gail se habría enfrentado a olas de más de 30 metros.

La historia del Andrea Gail finalmente se hizo famosa por el libro de Sebastian Junger llamado ‘La tormenta perfecta’, que más tarde fue adaptada en una película del mismo nombre.

3- El Conestoga.

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Navalmerchantshiparticles

Era una pequeña nave versátil comisionada como un dragaminas en 1917. Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, se reclasificó como un remolcador en el puerto de Norfolk en Virginia.

En 1921, el Constoga estaba muy cambiado y fue reasignado a Samoa Americana, donde se convertiría en una nave de estación.

Por desgracia no fue así. Después de su reconversión en Norfolk, el Conestoga navegó a Mare Island en California, donde fue sometida a reparaciones menores. Se puso en marcha de nuevo el 25 de marzo de 1921 y desapareció.

Dos meses más tarde, se descubrieron los restos de un bote salvavidas marcado con una letra «C» en bronce. Se especuló que se trataba del Conestoga y se inició una búsqueda en las islas cercanas pero no encontraron nada.

4- El Insurgente.

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Atlas Business Journal

Era una fragata francesa. En 1799, estaba perdiendo en una famosa batalla contra el Constelación. En un enfrentamiento que duró más de una hora, los americanos se aventajaron a la tripulación del Insurgente, obligándola a rendirse. Le cambiaron el nombre y fue enviada a servir en el caribe, donde ganó muchas victorias.

Capitaneado por Patrick Fletcher, el Insurgente fue enviado a proteger las rutas marítimas estadounidenses del Caribe. El 8 de agosto de 1800 zarpó de Hampton Roads en Virginia y no volvio a verse. Se dice que toda la tripulación se ahogó en una tormenta pero es imposible saberlo.

5- El Baychimo.

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Desvendando Misterios

Algunos lo llaman el barco fantasma pero el Baychimo era real y podría estar aún navegando por ahí.

Construido en 1911, era un enorme buque de carga, propiedad de la Compañia de la Bahía de Hudson. Se utilizaba principalmente para el transporte de pieles desde el norte de Canadá. Los primeros nueve viajes del Baychimo no tuvieron incidentes. Pero en 1931, en su último viaje, el invierno llegó inesperadamente. El barco quedó atrapado en el hielo.

La mayor parte de la tripulación fue rescatada por un avión pero el capitán y algunos miembros de la tripulación decidieron aguantar hasta el final. Un día, comenzó una feroz tormenta de nieve. Cuando la tormenta amainó, el barco había desaparecido. Un cazador lo vio y salvó al resto de la tripulación y dejaron el barco a la deriva, pensando que no duraría todo el invierno con esa gruesa capa de hielo.

Al final resultó que fue más duro de lo que pensaban. Durante las siguientes décadas, fue visto varias veces en el Ártico, sin rumbo alguno. El último avistamiento fue en 1969, 37 años después de que ser abandonado.

6- El Wasp

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Wikimedia Commons

Han existido varias naves conocidas como Wasp, pero quizás la más extraña es la que desapareció en 1814. Construida en 1813 para la guerra contra Gran Bretaña, se le designó como barco de movimiento rápido, con una vela cuadrada, 22 armas de fuego y una tripulación de unas 170 personas.

Ganó 13 batallas y fue un activo muy valioso para la Marina de los Estados Unidos. Como era muy valiosa para tener que destruirla, fue enviada a un puerto para darle un uso.

Después de partir en dirección a las aguas cálidas del Caribe desapareció. Seguramente se hundió en una tormenta, pero no se ha encontrado rastro de la nave ni de la tripulación.

7- El Marsopa

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Conservaive Allies

Fue construido en la época dorada de la vela e, inicialmente, era conocido como el «bergantín hermafrodita», ya que sus dos mástiles utilizaban tipos diferentes de velas. Más tarde se le añadieron velas cuadradas en ambos mástiles, siendo así un bergantín tradicional. Inicialmente se utilizaba para cazador de piratas.

Ayudó a confirmar la existencia de la Antártida, pero se convirtió en el objeto de un incidente internacional. En 1853, fue enviado a otra importante misión exploratoria. Después de examinar una serie de islas del Pacifico Sur, fue restablecido en China, con salida en septiembre de 1854. Nunca más se supo del Marsopa. Puede que encontrasen mal tiempo y la nave fuese destruida.

8- El Poeta

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Wikimedia Commons

Pertenecía a las flotas de la Segunda Guerra Mundial. En 1979 fue adquirida por la Corporación Eugenia de Hawai, quien le puso el nombre del Poeta y se llenó con 13.500 toneladas de maiz que debía transportar desde Filadelfia hasta Port Said, Egipto, un trabajo bastante rutinario y aburrido.

Pero el Poeta nunca llegó a Port Said. De hecho, su ultima comunicación fue seis horas después de salir de Filadelfia, cuando uno de sus oficiales habló con su esposa. La Corporación Eugenia no informó de la desaparición hasta 6 días después. Después de eso, la Guardia Costera no buscó el barco hasta 5 días más tarde. El Poeta nunca fue encontrado.

9- La Brujería

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Shutterstock, Inc.

En diciembre de 1967, Dan Burack, el propietario de un hotel de Miami, decidió ver las luces de Navidad de la ciudad en su yate de lujo, la Brujería. Acompañado por Patrick Hogan, navegaron una milla mar adentro. El barco estaba en buen estado.

A eso de las 21 horas, Burack solicitó por radio un remolque de regreso a puerto, informando de que su barco había chocado contra un objeto desconocido. A pesar de todo, Burack no parecía preocupado ya que había construido el barco con un casco especial para evitar que se hundiese. Confirmó su ubicación con la Guardia Costera.

Tardaron unos 20 minutos en llegar a la posición, pero la Brujería había desaparecido. Buscaron a lo largo de 1200 millas de océano pero nunca fueron encontrados.

10- El Awahou

10 Cruceros que desaparecieron sin dejar rastro
Shutterstock, Inc.

Construido en 1912, el barco de vapor de 44 metros pasó por muchos propietarios antes de ser finalmente adquirido por la compañía australiana Carr Shipping & Trading. El 8 de septiembre de 1952, partió de Sidney con destino a la isla de Lord Howe. El barco se encontraba en buen estado.

En las siguientes 48 horas, hubo una llamada por radio. Aunque era mala la comunicación, parecía como si hubiese mal tiempo.

El Awahou llevaba suficientes botes salvavidas para toda la tripulación pero, al parecer, no hubo supervivientes. Piensan que el Awahou se topó con fuertes vientos, pero la verdad es que nadie sabe realmente lo que pasó. El Awahou simplemente desapareció.

¡No olvides compartir estas historias con todos tus amigos!

Fuente: Listverse