Este hombre se llevó a esta niña de 9 años a casa después de su operación… Un año después sus padres no podían creer los resultados

Zubaida Hasan vivía con su familia en un pequeño pueblo cercano a Afganistán. En 2001, cuando tenía tan sólo 9 años de edad, Zubaida fue atrapada en un incendio que cambiaría su vida para siempre. Las llamas quemaron la mayor parte de su cara y el pecho.

7b426767cc6be6bd8974c48380da13f9
Twitter/Angry_Bisounours

Sus quemaduras eran muy graves. La mitad inferior de su cara se había derretido, literalmente, en su pecho. Sus padres la llevaron a todos los hospitales locales, pero los médicos dijeron que no podían hacer nada por ella. Más tarde, en 2002, un año después del accidente, su padre trató de llevarla a una base militar de Estados Unidos.

fb39fe2e1ba29891fac489989dc2d5e4
Youtube / Grossman Burn Center

Los soldados querían ayudar a Zubaida y su familia. La niña sufría mucho dolor y no podía comer ni dormir ya que no podía cerrar correctamente los ojos ni la boca. La base se puso en contacto con un cirujano plástico de renombre de Los Ángeles, Peter Grossman. Se había especializado en víctimas de quemaduras, aunque incluso él reconoció que Zubaida era un caso grave.

33ff36ab3d40b78370fb2199675c7837
Youtube / Grossman Burn Center

Zubaida voló con su padre a Los Ángeles para reunirse con Grossman y su equipo. El médico inmediatamente sabía que tenía que hacer algo para ayudar a esta niña. Se estimó que sus tratamientos llevarían unos tres años y que tenía que someterse a muchas operaciones.

9fa269e732fc8d675412a2db674ab7c3
Youtube / Grossman Burn Center

Grossman y su equipo utilizaron múltiples injertos de piel de su espalda durante las operaciones.

4c790aaf62a8962df8565d1215087ee8
Youtube / Grossman Burn Center

El cirujano demostró sus habilidades una operación tras otra. Poco a poco, el tejido de la cicatriz se transformó en la cara de una niña.

7dd6590b7ec9a06ce6ebe316e5182c2c
Youtube / Grossman Burn Center

Durante la serie de operaciones, Grossman se unió a la niña. Cuando el padre de Zubaida tuvo que volver a Afganistán, Grossman y su esposa decidieron llevarla a su propia casa debido a la duración de su tratamiento. Los Grossmans no tenían hijos propios, por lo que la presencia de Zubaida trajo el humor y la energía en sus vidas.

581530972513947df0d6e5a4115c5ebe
Youtube / Grossman Burn Center

Zubaida tiene un carácter entusiasta, y es una bailarina con talento. Aprendió inglés en tan sólo 12 semanas en la escuela y se rodeó de nuevos amigos. Pronto empezó a llamar a los Grossmans mamá y papá. Celebró su onceavo cumpleaños y su décima operación al mismo tiempo. Después de tan sólo un año, en lugar de tres, el tratamiento de Zubaida estaba casi terminado – al igual que su tiempo viviendo con la familia Grossman.

616ceab349674461ca40cc4314e4cea0
Youtube / Grossman Burn Center

Las despedidas fueron difíciles pero sabía que tenía que volver a casa. El doctor Grossman voló con Zubaida a Afganistán para devolverla a sus padres. Los Hasans no podían dar crédito a sus ojos cuando vieron a su hija de nuevo en persona. Se quedaron sin habla.

2f1dede59f59f5bc26850d55c78ac17c
Youtube / Grossman Burn Center

El doctor Grossman nunca olvidará a su paciente, o a su hija adoptiva Zubaida. Ella y su familia le estarán siempre agradecidos, el Dr. Grossman, su ángel de América.

b1b85682fa0df3928a5caef36635a428
Youtube / Grossman Burn Center

Aquí puedes ver un video de la historia de Zubaida:

Comparte esta increíble historia de superación con tus amigos