¿Usar laca, espuma o gomina puede hacer que se te caiga el pelo?

Con la llegada del otoño, vuelve a acecharnos uno de los mayores miedos tanto de hombres como de mujeres: la temida pérdida de cabello. Alrededor de la caída del pelo existe una gran cantidad de mitos y creencias entre los que se encuentra el riesgo de usar fijadores como la gomina, la laca o la espuma. Por ello, en el artículo de hoy vamos a resolver tu duda.

shutterstock 557050852 2
Dmitry A / Shutterstock

Antes de empezar, debes saber que el cabello pasa por tres fases antes de caerse. En primer lugar, la fase anágena o de crecimiento del pelo, que dura de 2 a 6 años. Después, la fase catágena o de transición, que solo dura 10 días. Y por último, la fase telógena, que tiene una duración de unos 3 meses y es cuando el cabello se mantiene en reposo. Una vez concluidas estas tres fases, el pelo se cae irremediablemente.

Esta evolución natural ocurre una y otra vez en todas las cabezas, por lo tanto, es inevitable que se te caiga el pelo. Eso sí, como media suelen caerse unos 100 pelos al día, si sientes que pierdes muchos más, deberás acudir a un especialista.

22la laca la espuma y la gomina hacen que se te caiga mas el pelo22 xxmito o realidad uno
wavebreakmedia / Shutterstock

¿La laca, la espuma y la gomina hacen que se te caiga el pelo?

El uso de fijadores para el cabello es muy eficiente a la hora de peinarlo y que dure mucho más tiempo. Sin embargo, muchas personas afirman que su uso provoca la caída del pelo. Esto, en realidad, no es del todo cierto. El uso de estos productos en sí no induce a la pérdida del cabello, el problema viene cuando se abusa de ellos.

Como ocurre con muchos productos de belleza, el alcohol juega un papel fundamental en su conservación. Es bueno para el producto porque repele cualquier bacteria nociva y mantiene sus propiedades intactas, pero es malo para el cabello porque lo reseca.

Cuando el pelo está seco, se debilita y es más propenso a caerse. Además, el uso prolongado de este tipo de productos puede producir la descamación del cuero cabelludo.

gomina cera
Nomad_Soul / Shutterstock

1- La laca

La función de la laca es fijar y dar volumen. Cuando te la aplicas, lo que haces en realidad es básicamente rociarte partículas muy pequeñas de pegamento.

La diferencia entre una laca buena y una dañina es su composición. El componente diferencial en este caso es el alcohol.

Un fijador puede contener diferentes tipos de alcohol, pero cualquiera de ellos aplicado en nuestro cabello en exceso, hace que este se reseque y tenga menos brillo. Esto se debe a que se lleva parte de su humedad. De esta manera lo debilita y favorece su caída.

En cuanto a cómo usarla con seguridad, lo mejor es aplicarla a una distancia de entre 25 y 30 centímetros con un movimiento circular. Lo ideal es hacerlo a ráfagas cortas para que la sustancia se pose en el cabello y lo pegue.

laca pelo
racorn / Shutterstock

2- La espuma

Las espumas se utilizan sobre todo para acentuar y prolongar el rizo del cabello. El efecto es temporal por mucho producto que uses, sin embargo, los residuos que deja no se eliminan hasta que lavas el pelo.

Estos residuos ensucian el cabello, lo desmejoran y lo debilitan, lo que, a la larga, hará que se te caiga más rápido.

3- La gomina

La gomina es un compuesto químico que contiene productos como la glicerina, la trietanolamina o la anilina vegetal. Este producto, debido a su densidad y su viscosidad, se adhiere al cuero cabelludo evitando que este respire.

hombre pelo
Image Point Fr / Shutterstock

Por otro lado, muchas gominas suelen contener alcohol, que como hemos comentado anteriormente, reseca nuestro pelo. Si unimos el hecho de que hace que se vuelva más seco y, además, no lo deja respirar, es evidente que no es muy recomendable utilizarla.

Al no respirar, nuestro cabello muere y se cae. Aún así, si no puedes dejar de utilizarla, evita al menos aplicarla en la raíz y el cuero cabelludo. Es mejor que apliques la gomina solo en las puntas para minimizar sus efectos nocivos. Lo mismo pasa con la cera, aunque no es tan agresiva como la espuma.

Entre la laca, la espuma, la gomina y la cera, la espuma es el producto más ligero, ya que gran parte de sus efectos, como conseguir mayor volumen, se deben a la cantidad importante de gas que contiene y no al alcohol.

cera gomina
photo_oles / Shutterstock

Aún así, lo ideal es que lleves el cabello al natural. Aprende a gustarte tal y como eres y reduce el uso de productos de este tipo, así como de herramientas de calor… Si no, solo conseguirás estropearlo.

¿Tenías idea de lo perjudiciales que eran estos productos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuentes: Trendencias Hombre | Es dEStilo | IMD