Una revista científica demuestra la razón por la que algunas personas se parecen a su pareja

En muchas ocasiones, vemos a parejas que son asombrosamente parecidas físicamente. Esto se convierte en un tema de conversación bastante recurrente. De hecho, este verano se hizo viral un tuit que mostraba la transformación de Brad Pitt desde los años 90 respecto a la pareja que tuviese en ese momento.

Sin embargo, esto no le ocurre solo a Brad Pitt. «Creo que se debe a que estamos diseñados para perseguir lo que nos resulta familiar. Existe cierto sentido de comodidad cuando estamos con alguien que nos resulta parecido a nosotros. Como en casa, en ningún sitio, ¿no?», explica Chantal Heide, asesora de relaciones.

La razón por la qué algunas personas se parecen a su pareja

La revista Science coincide en esto. La teoría del emparejamiento selectivo dice que las personas buscan parejas de forma selectiva prestando atención a unos rasgos genéticos concretos. De hecho, un estudio de 2013 revela que las personas se sienten atraídas por su propia cara y por otras personas que se parecen físicamente a ellos.

En el siguiente estudio participaron 20 parejas. Se les pidió que observaran fotografías de siete versiones de la cara de su pareja. Cada versión estaba fusionada con otra cara y era una mezcla de la cara de la pareja con la suya propia. Cuando se les pidió seleccionar una, preferían la versión que estaba mezclada con su propio rostro.

«Hablando en términos evolutivos, los genes que son similares a los nuestros, pero suficientemente diferentes, pueden ser óptimos para el éxito reproductivo,» explica Madeleine A. Fugère. «Es posible que nos den más confianza las personas que nos resultan más familiares».

¿Qué es lo que ocurre entonces con las parejas que al principio no se parecen?

Una revista científica demuestra la razón por la que algunas personas se parecen a su pareja
Pressmaster / shutterstock

Un estudio de finales de los 80 demostró que las parejas que al principio no se parecían terminaban adoptando el mismo aspecto tras 25 años de matrimonio. Se supone que al compartir experiencias emocionales aparecen sutiles cambios en las líneas de expresión y en otros rasgos faciales. Además, a veces adoptamos un mismo estilo.

¿Qué te ha parecido? ¿Te habías fijado en que hay parejas que se parecen? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con tus amigos y familiares para que sepan por qué algunas personas se parecen a su pareja!

Fuente: Science | TwitterImagen de portada: Pressmaster | George Rudy / shutterstock