Una paciente se tira un ‘pedo’ durante una cirugía y provoca un incendio

Cualquier tipo de cirugía, aunque sea menor, lleva asociada un riesgo, ya que nunca se puede saber de antemano cómo va a reaccionar cada paciente. Fue de hecho en una cirugía menor cuando ocurrió algo que nadie podría haber predicho que pasaría: a la paciente se le escapó un pedo.

A simple vista, puede parecer que no es gran problema pero en este caso si que lo fue. Fue el periódico Asahi Shimbum el que informó sobre lo que había ocurrido en el quirófano en el Hospital Universitario de Tokyo, el pasado Abril.

Una paciente se tira un 'pedo' durante una cirugía y provoca un incendio
SHUTTERSTOCK

Al parecer los médicos estaban operando a una mujer de 30 años del cuello del útero utilizando un láser.

Una paciente se tira un 'pedo' durante una cirugía y provoca un incendio

Repentinamente el láser se incendió y no paraban de surgir llamas de él, lo que le provocó varias quemaduras a la mujer. Después de una concienzuda investigación para averiguar qué había ocurrido con el láser, los médicos anunciaron el 28 de Octubre que que no había ningún material inflamable en la sala de operaciones. Una paciente se tira un 'pedo' durante una cirugía y provoca un incendio

Como bien dice el informe, no había ningún material inflamable pero sí apareció algo que no tenían previsto: un pedo. Al parecer el gas había entrado en contacto con el láser lo que había provocado las llamas y las consecuentes quemaduras en las piernas e incluso la cintura de la paciente.

Una paciente se tira un 'pedo' durante una cirugía y provoca un incendio

En el informe se explicó lo siguiente: ‘cuando los gases intestinales de la paciente se filtraron en el quirófano se produjo una reacción con la radiación del láser y esto desencadenó las llamas que provocaron el fuego’.

Una paciente se tira un 'pedo' durante una cirugía y provoca un incendio

Probablemente nunca pensarías que un simple pedo podría causar tantos problemas, ¿verdad?

¡Quedas advertido! Si sabes que tienes que someterte a una operación de cualquier tipo intenta no comer nada que pueda provocarte gases y evitarás una desgracia de este tipo. Por suerte, la paciente se recuperó pronto de las quemaduras y no hubo males mayores.

Comparte esta curiosa historia con todos tus amigos.

Fuente Thrillist