Una mujer se encuentra con su violador sexual 20 años después para mostrar cómo han cambiado sus vidas

Las agresiones sexuales y la violaciones siempre son difíciles de superar, y en algunos casos incluso imposibles. Este proceso es algo muy personal que cada uno afronta de una manera diferente. El caso de Thordis Elva es poco común, ella se ha reunido con su atacante 20 años después para contar su historia.

En una charla de 19 minutos, grabada a finales del año pasado, ambos discuten el impacto de la violación en sus vidas. Juntos en el escenario, ambos se turnan relatando el ataque, los años de silenciosa vergüenza que siguieron y su proceso de reconciliación.

El objetivo de su unión es tratar de reducir la vergüenza asociada a los casos de violación y promover una discusión sobre las motivos que llevan a las personas, especialmente a los hombres, a cometer violaciones; para así comprender mejor y tratar de combatir el problema.

captura de pantalla 2017 07 24 a las 12.08.36
Youtube

Thordis Elva, islandesa, tenía tan sólo 16 años cuando fue agredida sexualmente por su entonces novio, un estudiante de intercambio australiano, Tom Stranger, de 18 años, en 1996. El ataque ocurrió en la habitación de Thordis, después de que fueran juntos a un baile, Elva probara el ron por primera vez y no le sentara muy bien y Tom la acompañara a casa.

«Era como un cuento de hadas, con sus fuertes brazos alrededor de mi, metiéndome en la cama», dijo Elva. «Pero esta gratitud que sentí hacia él duró poco, y enseguida se convirtió en horror cuando empezó a quitarme la ropa y se subió encima de mi».

«Para mantenerme cuerda, conté en silencio los segundos en mi despertador. Desde esa noche sé que hay 7.200 segundos en dos horas

captura de pantalla 2017 07 24 a las 12.09.22
Youtube

Tom, por su parte, dice que en ese momento no consideró que se tratara de una violación. «Tengo vagos recuerdos del día siguiente». «Renuncié a la verdad al convencerme de que era sexo y no violación. Y sabía que era mentira porque me sentía culpable.»

La pareja se volvió a ver alguna vez después del ataque, pero al poco tiempo Tom volvió a Australia, dónde dice que vivía tratando de evitar enfrentarse a ello. Durante años se negó a reconocer su culpabilidad y trató de mantenerse ocupado para no tener que reflexionar sobre el ataque. «No me consideraba una mala persona», dice Tom.

captura de pantalla 2017 07 24 a las 12.08.50
Youtube

Mientras tanto Thordis, luchó durante años contra la secuelas. «El incidente no encajaba en lo que había visto en la televisión sobre qué era una violación«. Se sentía culpable, creía que había un motivo, que era ella la que tenía que sentirse avergonzada.

Fue nueve años más tarde, cuando Thordis estuvo al borde de un ataque de nervios, cuando decidió escribirle una extensa carta a Tom. Se dio cuenta de que era la única forma de salir de aquel sufrimiento.

Inesperadamente, recibió una respuesta y su correspondencia continuó, hasta que unos 16 años después del incidente se reencontraron en Sudáfrica, a medio camino entre sus localidades natales.

En esos días que compartieron tuvieron conversaciones profundas sobre la violación y Tom admitió su culpabilidad, pero lo más importante es que las conversaciones transfirieron la vergüenza y la culpa de Thordis a Tom.

Y es que en muchos casos, culpamos a las víctimas, ya sea por llevar la falda demasiado corta, tener una sonrisa demasiado bonita o beber demasiado.

captura de pantalla 2017 07 24 a las 12.09.34
Youtube

Sus conversaciones se plasmaron en un libro: ‘South of Forgiveness’. El objetivo de este libro es mostrar la experiencia desde ambas posturas, la del atacante y la de la víctima, y compartir su historia. En ningún caso pretende proponer una metodología sobre cómo actuar tras una violación, ya que el proceso de superación es muy personal.

Son muchos los que han criticado a Tom Stranger por aparecer públicamente, pero Thordis dice: «Creo que se puede aprender mucho escuchando a aquellos que han sido parte del problema, si están dispuestos a ser parte de la solución».

Y añade: «Ya es hora de que dejemos de tratar la violencia sexual como una cuestión de mujeres, es un problema de la humanidad.»

Aquí puedes ver la conversación completa. Recuerda que se le pueden poner los subtítulos en español.

¿Qué te parece esta forma de superar una agresión sexual? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con tu familia y amigos!

Imagen de portada: YoutubeFuente: dose / independent / dailymail