Una mujer consigue ver a su hijo nacer tras enterarse de que iba a dar a luz por cesárea

Allison y Brent, una pareja de Madison, Alabama, estaban esperando a su segundo hijo. El parto de su primer bebé, una niña, fue hace tres años, por vía vaginal y sin usar ningún tipo de medicamento. La experiencia fue bastante buena para Allison y por ello esperaba el mismo tipo de parto con su segundo embarazo, un niño.

Sin embargo, las cosas no ocurrieron como ella esperaba. En una ecografía realizada a las 20 semanas, se descubrió que la placenta cubría el cuello uterino, por lo que el parto vaginal era arriesgado debido a un posible sangrado o una rotura de la placenta.

Gepostet von Tracy Abney, Birth Doula am Freitag, 11. Dezember 2015

Había un 80% de probabilidades de que la placenta se moviese a lo largo del embarazo, pero eso no ocurrió. Cubría por completo su cuello uterino por lo que tuvieron que recurrir a la cesárea.

En los últimos años se había puesto de moda incorporar elementos de un parto vaginal en los partos por cesárea como, por ejemplo, una cortina quirúrgica que permite a las madres ver el nacimiento del bebé, el contacto inmediato del bebé y la madre y la presencia de una matrona.

«Sabíamos que iba a ser un nacimiento totalmente opuesto, pero aún así queríamos el contacto piel con piel, verlo nacer y que fuera lo más familiar y lo más gentil posible,» dijo Allison.

Welcome to the world, sweet baby boy!A big thank you to Crestwood Medical Center for allowing doulas in the OR during…

Gepostet von Tracy Abney, Birth Doula am Dienstag, 12. September 2017

Allison consultó con su matrona, Tracy Abney, la cual dijo que el contacto de los bebés con las madres después del nacimiento es muy beneficioso. Se conoce también como la hora dorada, aumenta las posibilidades de éxito de la lactancia y reduce el riesgo de depresión postparto.

Hay gente que tiene miedo a la idea de tener una cortina quirúrgica transparente porque piensan que van a ver algo sangriento. Sin embargo, al principio está cubierto con un paño quirúrgico opaco normal para que no se vea la operación y se baja cuando van a sacar al bebé para que puedas ver cómo aparece y cómo le cortan el cordón umbilical.

Clear drapes are amazing. <3 I love that they are more accepted for cesarean births now! Watching my client see her…

Gepostet von Tracy Abney, Birth Doula am Dienstag, 3. April 2018

Seguidamente el médico le entrega el bebé a la madre y vuelven a subir el opaco para terminar la intervención. Debido al ángulo, ni la madre ni el familiar ven más allá de la cabeza del bebé.

No todos los hospitales ofrecen este servicio, pero donde los ofrecen puedes pedir la cortina transparente y si después te arrepientes pides que dejen el opaco en su sitio y no lo bajen.

Thankful for all of my clients and past clients on this small business Saturday! And, if you want to support another small business, my shirt is from another small business, Java Star Designs.

Gepostet von Tracy Abney, Birth Doula am Samstag, 25. November 2017

«Mi mejor consejo es solicitarlo y si cambias de opinión, diles que no bajen la cortina azul», dijo Tracy. «Si te pones nervioso, solo tienes que decirles que lo dejen. Puedes cambiar de opinión».

Al final la cesárea terminó siendo un momento precioso gracias a la opción de poder elegir la cortina quirúrgica transparente.

¿Qué opinas de esta opción para las cesáreas? ¿Crees que debería estar disponible en todos los hospitales? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: LovewhatmattersImagen de portada: Facebook