Una milagrosa cirugía cambia su vida por completo

Cada día, gracias a la medicina moderna se consiguen salvar una gran cantidad de vidas humanas. Tenemos la suerte de contar con grandes avances médicos que mejoran cada día los diagnósticos y los tratamientos que necesitamos, aunque a veces, no siempre es suficiente.

Esta es la historia de Caroline Heinle, una mujer que padecía escoliosis y día tras día visitó a todos los médicos que tuvo a su alcance en busca de una solución a sus problemas. No podía soportar la fatiga extrema y los dolores que padecía de forma crónica todos los días de su vida.

Heinle incluso empezó a documentar su extraño viaje en busca del bienestar en abril de 2015 en su blog Luchando por mi inmunidad.

Con el tiempo conoció al doctor Thomas Errico, quien le afirmó que sus dolenciás se debían a un empeoramiento de su escoliosis, por lo que le propuso que se sometiera a una cirugía muy delicada para poder superar sus problemas.

Necesitó 18 meses hasta que pudo someterse a la operación que necesitaba, pero la espera mereció totalmente la pena. Ahora mismo Heinle disfruta de una vida que nunca pensó que podría tener.

Descubre más detalles de la asombrosa historia de Heinle.

Instagram / carolineheinle
Instagram / carolineheinle

A Caroline Heinle se le diagnosticó escoliosis cuando tenía 15 años, desde entonces sufre una curvatura en la columna vertebral que la obliga a dormir sobre unos incómodos soportes para la espalda todas las noches.

Instagram / carolineheinle
Instagram / carolineheinle

A los 30 años, Heinle se encontraba viviendo en Los Ángeles intentando hacer realidad su sueño de ser actriz, modelo y escritora, pero de repente su salud comenzó a empeorar inesperadamente.

Para poder financiar su sueño Heinle tenía que trabajar de camarera, lo que le obligó a seguir unos horarios y un estilo de vida muy irregulares y perjudiciales para su enfermedad.

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

Comenzó a experimentar algunos episodios de fatiga extrema, dolores de cabeza agudos y dolor crónico de cuello y espalda.

En un intento por encontrar alivio a todos sus problemas, Heinle visitó todos los médicos y especialistas que tuvo a su alcance.

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

Llegó un punto en el que Heinle no podía soportar más sus problemas y se vio obligada a regresar a su ciudad natal.

Fighting for My Immunity
Fighting for My Immunity

Una vez que estuvo de vuelta en su ciudad, se reunió con el doctor Thomas Errico, quién  ya realizó una cirugía «milagrosa» a un amigo de Heinle que también tuvo problemas de escoliosis mientras estaba en la escuela.

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

El doctor Errico le comunicó a Heinle que había sufrido un desplazamiento bastante severo en la curvatura de su columna vertebral desde que se le diagnosticase escoliosis a los 15 años, por lo que era necesario realizar una operación para poder corregir el desplazamiento y aliviar así sus dolores.

Le llevó un año y medio decidir si someterse o no a esa arriesgada operación hasta que en otoño de 2015 decidió dar ese importante paso en su vida.

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

Milagrosamente, tras realizarse la cirugía Heinle era capaz de andar de pie por los pasillos del hospital en cuestión de horas.

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

Solo 11 semanas después de la cirugía, los médicos le dieron el visto bueno para que realizase alguna actividad física leve, ya que notaban una gran mejoría tras la operación.

Heinle escribió en su blog cómo fue la primera visita que hizo al doctor que le ha cambiado la vida.

«En aquella primera cita fui acompañada de mi madre, juntas comenzamos a recordar lo mal que lo pasé el año pasado. Sufría constantemente dolores de cabeza y de espalda, infecciones en los pechos, fatiga crónica, entumecimiento de los brazos, dolor en las piernas y depresión, no podía seguir así.

En aquella cita con el doctor Errico no pude evitar llorar por el miedo que tenía a someterme a aquella operación tan delicada, aunque por otro lado sabía que seguir viviendo como lo estaba haciendo hasta ese momento no era ninguna opción.»

Instagram / carolineheine
Instagram / carolineheine

Tan solo tres meses después de la cirugía, Heinle pudo volver a trabajar como modelo.

«La cirugía me ha permitido vivir una vida muchísimo más plena  y hacer frente a todos los problemas de la vida.»

Fighting For My Immunity
Fighting For My Immunity

¡Comparte la increíble historia de Heinle con todos tus amigos!

Fuente: Littlethings

Últimos artículos