Una madre se la juega a su Husky para pillarle la mentira tras preguntarle por su zapato desaparecido

Cuando las cosas se pierden en tu hogar, hay pocas personas a las que puedes preguntar. Cuando la protagonista de esta historia se despertó una mañana y descubrió que uno de sus zapatos de correr había desaparecido, no sabía qué pensar.

Su zapatilla no estaba, y parecía que Azlan, su hermoso Husky, podría ser el culpable. Su perrito fornido era el único que había allí, así que la dueña inmediatamente lo culpó por el robo.

{keyword}

Afortunadamente, ella capturó su reacción en vídeo cuando trató de sacarle la verdad a su perrito y él intentó fingir su inocencia. Azlan estaba actuando como un niño atrapado con las manos (o las patas) en la masa.

El perro sabía que era culpable, pero aún así intentó discutir con su dueña por la zapatilla deportiva que faltaba. La adorable bola de pelo incluso la interrumpió con un aullido de indignación cuando dijo: «Azlan, sé que me robaste el zapato. Ve a buscarlo y tráelo».

{keyword}

Azlan miró el zapato restante como diciendo que nunca antes había visto ese par de zapatillas. Parece que la madre de Azlan ha pasado por esto varias veces.

El animal finalmente salió de la habitación para traer su zapato, pero, por supuesto, ¡lo hizo con mucha indignación!

¡Su lenguaje corporal lo dice todo! Incluso sus ojos traicionan sus emociones, pobre hombre… ¡y pobre zapato! Sin embargo, la dueña no le permite escaparse con nada.

Es normal que la dueña se ponga así cuando le falta algo, y más aún conociendo a su perro… Pero de todos modos, no se puede negar que tienen una relación adorable, se conocen perfectamente el uno al otro y se entretienen mutuamente con pequeñas travesuras entre ellos.

No te pierdas el siguiente vídeo y disfruta.

¿Qué te ha parecido su adorable reacción? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!