Una madre amamanta a un bebé que no es suyo e internet se indigna

Enlace patrocinado

Todas la madres harían lo que fuera necesario por sus hijos. Y la mayoría de las madres coincidirán en lo siguiente: además de hacer cualquier cosa por sus propios hijos, también lo harían por cualquier niño que lo necesitara.

Así, que aunque sea innecesario decirlo, si una madre ve a un niño que necesita ayuda, no va a dudar en hacer todo lo que esté en su mano por él. Este es el caso de esta madre de seis hijos, Rebecca Wanosik, que estaba un día en una cena con su marido cuando supo de un bebé que necesitaba de ayuda inmediata.

Enlace patrocinado
{keyword}
Facebook

Rebecca Wanosik y su marido, Anthony, son padres de seis hijos, incluyendo uno que todavía está amamantando.

En otras palabras, tienen bastante experiencia en esto de ser padres.

Y, como madre de seis hijos, es totalmente partidaria de que las madres que quieren dar el pecho reciban el apoyo que necesitan, y los bebés que están en edad de lactancia tengan acceso a leche materna.

Enlace patrocinado
{keyword}
Facebook

A finales de septiembre, Rebecca y su marido estaban buscando un sitio para cenar un viernes por la noche, “Mi marido y yo íbamos a tener nuestra primera cita real desde hacía como un año… Tenemos seis hijos, así que imagina lo escaso que es nuestro tiempo a solas.”

Pero, a pesar de que era una oportunidad única, no lo dudó cuando en medio de la cena le llegó un mensaje de una amiga.

El mensaje era para preguntarle a Rebecca, que todavía le estaba dando el pecho a su bebé, si estaba dispuesta a ayudar a una pequeña cuya madre estaba en quirófano y no podía amamantarle.

Enlace patrocinado

Rebecca no conocía de nada a la madre, pero no lo dudó ni un segundo y aceptó ayudar a la niña que la necesitaba.

{keyword}
Facebook

La pequeña estuvo en casa de Rebecca un par de horas, agotada, pero demasiado hambrienta como para quedarse dormida.

“Tenía carita de sueño. Era obvio que estaba agotada y que necesitaba dormir”, escribió Rebecca.

Rebecca les dio el pecho a los dos a la vez, uno en cada pecho.

Ambos bebés, encantados de compartir ese momento, se agarraron de la mano en un momento muy dulce demostrando lo felices que estaban de estar juntos.

Rebecca fotografió el dulce momento y lo subió a Facebook. Enseguida se hizo viral, con más de 195.000 reacciones y más de 82.000 veces compartido.

Enlace patrocinado
{keyword}
Facebook

Pero quitando muchas reacciones positivas, las imágenes en las que aparecía el pecho de Rebecca consideradas como inapropiadas por Facebook y marcadas con contenido sexual.

Y hubo reacciones de enfado e indignación, que incluían comentarios como “¡Tápate! Nadie quiere ver tus pechos. Esto es Facebook no Sexbook.”

Otro decía, “Nunca amamantaría a otro bebé ni dejaría que amamantaras al mío…Repugnante.”

Finalmente, Facebook cerró la página de Rebecca entera debido a las quejas de los usuarios contra ella.

Pero Rebecca insistió en que estaba usando sus pechos para lo que estaban destinados: para alimentar a bebés.

“Yo esperaría que alguien lo hubiese hecho por mi bebé en un momento de desesperación”, contaba. “He alimentado a un bebé que no es mío.”

{keyword}
Facebook

Por suerte, la página de Facebook de esta solidaria madre ha sido readmitida, y para contrarrestar todo lo negativo, no para de recibir halagos y comentarios positivos.

{keyword}

Facebook

Durante toda la vida, las mujeres han dado de amamantar a bebés que no eran sus hijos.

Pero en las últimas décadas, ha brotado en tabú en torno al tema del amamantamiento de bebés que no son los propios, como podemos ver en la imagen superior, por la que esta chica fue fuertemente criticada al publicar fotos dándole el pecho a su sobrino.

En el pasado, ser nodriza no era solo aceptable, sino una práctica totalmente normalizada. Cualquier mujer se sentía feliz de poder amamantar a otro bebé, sabiendo así que otra mujer haría lo mismo por su hijo si fuese necesario.

{keyword}
Facebook

Vale la pena señalar que el amamantamiento de dos bebés a la vez tiene precedentes a lo largo de la historia.

Pero no siempre es posible; a veces, las mujeres que están amamantando cambian de pecho cuando el otro se “vacía”. Pero si tienes leche suficiente, muchas veces es la mejor opción.

{keyword}
Facebook

Para Rebecca, la alimentación conjunta le permitió alimentar a su propio hijo y ayudar a otra madre cuando necesitaba alimentar al suyo, lo que demuestra su generosidad.

¡Comparte la historia de esta súper madre con todo el mundo!

Fuente: LittleThings
Imagen de portada: Facebook 

Enlace patrocinado