Una comunidad de granjeros ayuda a uno de sus miembros con cáncer a cosechar su plantación en un tiempo récord

Carl Bates es un experimentado granjero de la ciudad de Galva, Illinois, y también es el protagonista de la historia de solidaridad que te traemos hoy. Historias como esta hacen que recuperemos la fe en la humanidad.

{keyword}
TODAY

Por desgracia para Carl, esta temporada le iba a ser muy difícil poder sacar beneficios de su cosecha, más bien le resultaría una tarea casi imposible, debido a su situación. Y es que este hombre está luchando contra un cáncer terminal.

En un intento desesperado, la familia Bates pidió ayuda a otros granjeros de la comunidad, a ver si con suerte, algún alma caritativa les podría echar una mano y así al menos podrían sacar algo de beneficios del único sustento económico de la familia.

Para sorpresa de toda la familia, el 25 de septiembre, día establecido para recoger la cosecha, se presentaron en su puerta un equipo de 40 personas dispuestas a ayudarlos.

«Al ser una ciudad pequeña se corrió la voz entre todos los granjeros de la zona», dijo Jason, uno de los primos de Carl.

{keyword}
TODAY

Dos empresas locales contribuyeron proporcionando el equipo necesario y comida para que los voluntarios pudiesen trabajar con el estómago lleno.

«Teníamos 10 cosechadores, 16 semirremolques y un equipo de 40 voluntarios. Aparecieron tantas personas que resultó bastante complicado organizarse», decía Carl.

Carl se emocionó tanto que no dudó ni un solo segundo en salir y formar parte del grupo de trabajo a pesar de los tratamientos para combatir el cáncer tan severos bajo los que se encontraba.

{keyword}
TODAY

«Tardamos unas 10 horas en recolectar las 450 hectáreas de la plantación, de otro modo nos habría llevado casi una semana. Hemos podido experimentar en primera persona que aún existen buenas personas dispuestas a ayudar desinteresadamente a los que lo necesitan. Es toda una alegría después de ver la cantidad de historias que se ven en las noticias», agregó Carl.

El increíble apoyo de los miembros de la comunidad de Galva hizo que una temporada de cosecha que sería muy desalentadora se convirtiese en algo extraordinario.

{keyword}
TODAY

Carl continúa luchando contra el cáncer, pero está muy feliz y agradecido al ver que los voluntarios dejaron a un lado su trabajo y sus intereses para emplear su tiempo en ayudar a su familia en unos tiempos tan difíciles.

En el vídeo que te mostramos a continuación, podrás ver cómo la magnífica comunidad de Galva ayudó a la familia Bates.

¡Comparte esta increíble historia con todos tus amigos!

Fuente: Shareably