Una carta de una famosa escritora muestra las lecciones que deberíamos aprender para superar una ruptura

Simone de Beauvoir fue una escritora feminista, profesora y filósofa francesa que luchó la defensa de los derechos humanos. Conocida como “la madre del existencialismo”, fue pareja del también filósofo Jean Paul Sartre. Aunque fueran compañeros de vida, nunca contrajeron matrimonio, ya que mantenían una relación abierta y practicaban el poliamor.

Una carta de una famosa escritora muestra las lecciones que deberíamos aprender para superar una ruptura
Wikimedia

Según afirmaban Sartre y Beauvoir, entre ellos existía un “amor necesario”, pero convenía que también conociesen “amores contingentes”. Sobre la década de los 40, Simone comenzó un amorío con Nelson Algren, un escritor norteamericano con el que compartió varios años de su vida. Sin embargo, él acabó alejándose de ella puesto que buscaba una relación estable.

La siguiente carta la escribió Beauvoir en septiembre de 1950, cuando iba de vuelta a París sabiendo que el final de su relación con Algren había llegado. El texto no sólo nos muestra un lado más de la escritora, sino que nos enseña cómo afrontar una ruptura.

Una carta de una famosa escritora muestra las lecciones que deberíamos aprender para superar una ruptura
Wikimedia

“Soy mejor en tristeza seca que en frío enojo, porque me he mantenido con los ojos secos hasta ahora, tan seca como pescado ahumado, pero mi corazón se siente como una sucia y suave crema por dentro. […] No estoy triste. En su lugar asombrada, muy lejos de mí misma, sin creer que ahora tú estás tan lejos, tan lejos, tú tan cerca. Quiero decirte dos cosas antes de irme y no hablaré más de eso, lo prometo.

Primero, espero en demasía, quiero y necesito verte de nuevo, algún día. Pero, recuerda por favor, nunca más pediré verte -no por orgullo pues no tengo ninguno contigo, como tú sabrás- pero nuestra reunión significará algo sólo cuando tú la desees. Así que, esperaré. Cuando tú lo desees, sólo dilo. No asumiré que me ames de nuevo, ni siquiera tienes que dormir conmigo y no nos tenemos que quedar juntos por mucho tiempo, sólo como tú lo sientas y cuando lo sientas. Pero ten en cuenta que siempre desearé que me lo pidas.

No, no puedo pensar que no te veré de nuevo. He perdido tu amor y fue (y es) doloroso, pero no te perderé a ti. De cualquier manera, me diste demasiado, Nelson, lo que me diste significó demasiado, y nunca lo podrás evitar. Y luego tu ternura y amistad fueron tan preciados para mí que aún me siento cálida, feliz y agradecida cuando te miro dentro de mí. Espero que esta ternura y amistad nunca, nunca me dejen.

Por mi parte, es asombroso decirlo y me siento avergonzada, pero es la única cierta verdad: te amo tanto como lo hice cuando aterricé en tus brazos decepcionados, eso significa que fue con todo mi ser y mi completo sucio corazón; no puedo hacer menos. Pero eso no te molestará, cariño, y no hagas de escribir cartas algún tipo de deber, sólo escribe cuando te den ganas, sabiendo todas las veces que me hará feliz.

Bien, todas las palabras parecen tontas. Te ves tan cerca, tan cerca, déjame acercarme a ti también. Y déjame, como en tiempos pasados, déjame estar en mi propio corazón para siempre.

Tuya, Simone.”

Una carta de una famosa escritora muestra las lecciones que deberíamos aprender para superar una ruptura
Biografías y vida

Aquí podemos ver que, aunque plasma su tristeza en la carta, asegura que deben reencontrarse y pone toda la decisión en las manos de Algren, no sin antes puntualizar que ella siempre estará dispuesta a verle de nuevo.

Cualquier otra persona podría optar por sentir rencor y olvidarse de volver a ver a esa persona, pero Simone no. Aceptó la hermosura de su relación y la importancia que tenía en la formación de su persona. Finalmente admitía que aún lo amaba y que esperaba seguir leyéndolo, sin que se sintiese obligado.

Esto nos hace ver que no todos los finales de una relación tienen por qué ser terribles y que debemos aceptar que ese final ha llegado sin desesperarnos por la idea de vernos solos de nuevo. Tampoco debemos tratar de eliminar los recuerdos que tenemos con esa persona, en toda relación existen buenos y malos momentos y esos nadie nos los quitará.

¿Qué te parece esta manera de afrontar una ruptura? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?