Un hombre se encuentra con una inesperada escena en el sótano al entrar en su nueva casa

La historia de Jumping Bean es inigualable. El ser humano tiene que aprender demasiado del perro, como ya ha quedado claro en muchas historias que vemos a diarios sobre abandonos. Y es que, si alguna vez has tenido la sensación de dejarte olvidado algo en tu antigua casa, esto es lo que debió haber sentido el dueño de este pitbull dejándolo encadenado.

Una historia desgarradora que tuvo lugar en San Luis. Sus antiguos dueños dejaron a un noble pitbull encadenado en el sótano y a punto de fallecer. «Acabo de comprar una casa y había un pitbull encadenado en el sótano», dijo el nuevo propietario al personal de Stray Rescue of St. Louis. «No estoy seguro de cuánto tiempo ha pasado allí».

La Historia de Jumping Bean

Un hombre se encuentra con una inesperada escena en el sótano al entrar en su nueva casa

Los voluntarios corrieron a la escena para rescatar al pobre perro abandonado, que no podría estar más feliz de verlos. «Cuando abrimos la puerta del sótano y alumbramos con la linterna, vimos cómo movía la cola», le dijo Natalie Thomson, directora de comunicaciones del grupo, a The Dodo. «Estaba a punto de ahogarse, ya que estaba muy emocionada de vernos. Cuando la liberamos, no podía dejar de saltar y dar abrazos».

Entonces, ¿quiénes son estas personas desalmadas que eligieron dejar atrás una vida? Resulta que un ocupa ilegal había estado habitando en la propiedad, y había dejado basura y otras pertenencias, entre ellas al pobre animal.

Nadie sabe quién fue el invasor o por qué eligieron dejar atrás un perro tan precioso. Claramente, la perrita no habría sobrevivido mucho más tiempo sola, ya que carecía de comida y agua, menos mal que acabaron dando con ella.

Un hombre se encuentra con una inesperada escena en el sótano al entrar en su nueva casa

Su personalidad exuberante y la gran alegría que mostró al ser rescatada fue lo que inspiraron para su nombre: Jumping Bean. Para haber sido un perro que ha pasado por la experiencia traumática de ser abandonado, Jumping Bean tiene un espíritu extraordinario. «Su personalidad es completamente adorable», dijo Thomson.

«Ella ama a todos los que conoce y le gusta recibir atención. Ella se asegura de que no sea ignorada. ¡Es una cabrita enérgica y muy cariñosa! Ella está muy feliz todo el tiempo».

Así fue el rescate de Jumping Bean que grabaron en vídeo, ¡y cuéntanos lo que piensas en los comentarios!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!