Un grupo de científicos ha descubierto el tercer tipo de diabetes que millones de personas podrían tener sin saberlo

Hasta hace poco, la diabetes se presentaba en 2 variedades distintas principales. Sin embargo, existe un tercer tipo muy importante que ha salido a la luz recientemente, y es mucho más frecuente de lo que cabría esperar.

Una nueva investigación indica que muchas personas que padecen diabetes Tipo 3c están siendo diagnosticadas erróneamente como pacientes del Tipo 2, haciendo que reciban un tratamiento inadecuado para su problema. Según el estudio publicado en Diabetes Care, solo el 3% de las personas que sufren diabetes Tipo 3c han sido diagnosticadas correctamente.

Un grupo de científicos ha descubierto el tercer tipo de diabetes que millones de personas podrían tener sin saberlo
Eviart / Shutterstock

Un estudio separado concluyó que entre el 5 y el 10% de todos los diabéticos de las poblaciones occidentales tienen en realidad diabetes Tipo 3c. Eso significa que millones de personas de todo el mundo sufren esta afección y no lo saben.

Uno de los investigadores, el doctor Andrew McGovern de la Universidad de Surrey, explicaba que esta nueva variante puede ser extremadamente difícil de tratar. No solo perjudica la capacidad del páncreas para producir insulina, sino que también evita que produzca las enzimas clave que se requieren para la digestión de los alimentos, así como otras hormonas importantes.

«Las personas con diabetes Tipo 3c tienen el doble de probabilidades de tener un control deficiente del azúcar en la sangre en comparación a las personas con diabetes Tipo 2″, explicaba Andrew McGovern. «También tenían de 5 a 10 veces más probabilidades de necesitar insulina, dependiendo del estado del páncreas».

Un grupo de científicos ha descubierto el tercer tipo de diabetes que millones de personas podrían tener sin saberlo
Maya Kruchankova / Shutterstock

Este nuevo estudio destaca la falta de conocimiento de la enfermedad, no solo en el ámbito público, sino en el mundo de la investigación biomédica. Durante décadas, los tipos 1 y 2 fueron las únicas categorías principales de diabetes; las demás eran subclases que se diagnosticaban con muy poca frecuencia, o no eran lo suficientemente diferentes com para necesitar una atención especial.

La diabetes Tipo 1, bastante más rara, ocurre cuando el sistema inmune del cuerpo ataca y destruye las células productoras de insulina del páncreas. Sin suficiente insulina, los niveles de azúcar en la sangre del cuerpo no pueden controlarse. Se cree que esta afección autoinmune es de origen genético.

Un grupo de científicos ha descubierto el tercer tipo de diabetes que millones de personas podrían tener sin saberlo
Chinnapong / Shutterstock

La diabetes Tipo 2 es mucho más común. Esta aparece cuando el cuerpo no produce suficiente insulina, o cuando las células del cuerpo no reaccionan a la insulina tanto como deberían, algo que se conoce como resistencia a la insulina. De nuevo, los niveles de azúcar en la sangre no se pueden controlar. A diferencia del Tipo 1, sin embargo, esta variedad está influenciada por el peso, la edad y la composición genética.

La diabetes gestacional, que ocurre como resultado del embarazo, es temporal y está relacionada con la resistencia a la insulina; como tal, raramente se menciona como una versión separada de esta enfermedad.

Actualmente existe una diabetes Tipo 3, pero es solo un término propuesto que vincula la enfermedad de Alzheimer a la resistencia a la insulina localizada en el cerebro.

Un grupo de científicos ha descubierto el tercer tipo de diabetes que millones de personas podrían tener sin saberlo
Image Point Fr / Shutterstock

La diabetes Tipo 3c es un poco más compleja. En su mayor parte es causada por un páncreas dañado, generalmente a través de inflamación crónica, crecimientos cancerosos o cirugía localizada.

El tiempo transcurrido entre el inicio del daño y la aparición de la afección suele ser de muchos años, lo que significa que el tratamiento, incluso cuando se diagnostica correctamente, llega tarde. Como revela este nuevo estudio, es bastante frecuente, de hecho, merece su propia categorización.

McGovern concluíaa afirmando que sus hallazgos «resaltan la urgente necesidad de mejorar el reconocimiento y el diagnóstico de este tipo de diabetes sorprendentemente común».

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Diabetes Care, Ncbi, Iflscience