Un ex ingeniero de la NASA ha conseguido crear una piscina de arena líquida que se comporta como el agua

El ex ingeniero de la NASA Mark Rober, ha encontrado la manera de hacer que la ciencia sea entretenida: haciendo que la arena se comporte como el agua. No solo documentó todo el proceso, sino que incluso llenó su bañera de hidromasaje para divertirse con ella, y explicó todo el proceso de una manera cómica y fácil de entender.

En su entretenido vídeo, Mark explora lo que se conoce como lechos fluidizados, «un fenómeno físico que ocurre cuando una cantidad de una sustancia particulada sólida se coloca en condiciones apropiadas para causar que una mezcla sólida se comporte como un fluido».

{keyword}

Para provocar ondas y burbujas de arena como si fuera un líquido, Mark usó aire. Básicamente, soplando aire desde el fondo de un contenedor de arena, aumentó el espacio entre las partículas de arena individuales, reduciendo la fricción interna y permitiendo que las partículas se movieran más libremente, de la misma manera que lo harían en un líquido.

«He querido construir algo así durante mucho tiempo», explica Mark en su vídeo. «Pero no puedes encontrar literalmente NINGUNA información en la red sobre cómo hacer algo como esto. Así que comencé a investigar sobre camas de fluido de tamaño industrial, y me di cuenta de que en lugar de una gran entrada de aire, todos tenían un montón de pequeños agujeros por los que expulsar aire».

{keyword}

Empezando por eso, aún le tomó 25 versiones fallidas antes de llegar a su primer diseño funcional. Mira el siguiente vídeo para ver cómo se desarrolló todo y háznos saber en los comentarios si deseas sumergirte en una bañera de «arena líquida» tú mismo.

¿Qué te ha parecido este experimento? ¿Pensabas que era posible crear una piscina como esta? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!

Últimos artículos