Un estudio médico asegura que «la leche es buena para el cuerpo» es la mentira más grande jamás contada

A pesar de que podemos obtener la demanda diaria de calcio, potasio y proteínas a partir de frutas y verduras, la industria láctea ha gastado miles de millones para convencernos de lo contrario.

Y es que, aún siendo un alimento extensamente consumido por todo el mundo, cuando se pasteuriza, la leche resulta altamente tóxica para el cuerpo humano según varios estudios. De hecho, algunos médicos como el Dr. Willet, quien ha realizado numerosos estudios y revisado diversas investigaciones sobre el tema, creen que la leche es más perjudicial que beneficiosa para el cuerpo humano.

Un estudio médico asegura que "la leche es buena para el cuerpo" es la mentira más grande jamás contada
karelnoppe / Shutterstock

Esto se debe a que, a pesar de la creencia popular, nunca se ha demostrado que la leche reduzca el riesgo de sufrir fracturas. De hecho, según el Nurses’ Health Study, los lácteos pueden aumentar en un 50% el riesgo de fracturas.

Este preocupante hallazgo está respaldado por la evidencia de que los países con las tasas más bajas de consumo de lácteos y calcio (como los de África y Asia) tienen las tasas más bajas de osteoporosis.

Teniendo en cuenta que aproximadamente 3/4 de la población mundial no puede digerir la leche y otros productos lácteos, debería ser bastante evidente que este producto no es del todo saludable. Sin embargo, el consumidor medio no lo sabe.

Gracias al respaldo que obtiene por parte de las celebridades que aparecen en los anuncios de la industria láctea, la mayoría de la gente piensa que los lácteos son un alimento súper necesario.

Un estudio médico asegura que "la leche es buena para el cuerpo" es la mentira más grande jamás contada
chinahbzyg / Shutterstock

No eres el único al que le enseñaron que se debe beber leche para crecer «grande y fuerte». Sin embargo, ha llegado el momento de conocer la verdad.

Puesto que la leche genera grandes cantidades de mucosa en el cuerpo humano, se cree que contribuye a la aparición de alergias, infecciones del oído, diabetes tipo 1, anemia e incluso estreñimiento. Además, también podría fomentar la aparición de algunos tipos de cáncer ya que el consumo de leche aumenta el nivel del factor de crecimiento de una hormona similar a la insulina conocida como IGF-1.

¿Crees hora de deshacerse de los productos lácteos?

¡Comparte los problemas de la leche animal con todos tus amigos!

Fuente: Nurses’ Health StudyHealthy-holistic-livingTrueActivist