Un estudio encuentra el secreto que hay detrás de la enigmática sonrisa de La Mona Lisa

Una de las cosas que hace tan icónico al famoso retrato de la Mona Lisa es su enigmática sonrisa. Existen muchas opiniones y teorías respecto a este conocido cuadro, aunque hasta ahora jamás se pensó que el misterioso encanto del lienzo pudiera deberse a una enfermedad.

El Dr. Mandeep Mehra, director médico del Centro Cardíaco y Vascular del Hospital Brigham de Boston, y su compañera, Hilary Campbell, asistente ejecutiva de la Universidad de California, Santa Bárbara, sostienen que, «en muchos sentidos, es el encanto de las imperfecciones de una enfermedad lo que otorga a esta obra maestra su misterioso encanto».

De esta manera, «el enigma de la ‘Mona Lisa’ puede resolverse con el simple diagnóstico médico de una enfermedad relacionada con el hipotiroidismo«, propusieron los expertos.

Un estudio encuentra el secreto que hay detrás de la enigmática sonrisa de La Mona Lisa
Savvapanf Photo / Shutterstock

El famoso artista del Renacimiento, Leonardo da Vinci, pintó a «La Gioconda» alrededor del 1503. Se cree que un rico comerciante italiano llamado Francesco del Giocondo, le encargó a da Vinci que pintara a su esposa, Lisa Gherardini, tras el nacimiento de su hijo.

En 2004, algunos médicos plantearon la hipótesis de que Gherardini podría haber sufrido una afección denominada hiperlipidemia familiar o unos niveles de colesterol elevados debido a una afección genética, que luego podría haber derivado en una enfermedad cardíaca.

Los expertos apoyaron esta teoría con varios detalles que se pueden apreciar en la pintura como pueden ser ciertas lesiones cutáneas o la aparente hinchazón de la mano derecha. Ambos detalles pueden ser síntomas de la enfermedad.

Un estudio encuentra el secreto que hay detrás de la enigmática sonrisa de La Mona Lisa
muratart / Shutterstock

Sin embargo, Mehra y Campbell señalan que se cree que Gherardini vivió hasta los 63 años. Si realmente padeció hiperlipidemia familiar, es poco probable que hubiera alcanzado una edad tan avanzada, dados los tratamientos tan limitados que habían disponibles en aquella época.

Mehra y Campbell, por el contrario, sostienen que los detalles en la pintura apuntan al hipotiroidismo, una condición en la cual la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Las hormonas tiroideas afectan el metabolismo, y una glándula tiroides poco activa puede provocar síntomas como la fatiga, aumento de peso, sequedad de la piel, debilidad muscular, dolor o hinchazón en las articulaciones, adelgazamiento del cabello e hiperlipidemia. La afección también puede provocar un color amarillento de la piel, así como bocios o agrandamientos de la glándula tiroides.

Un estudio encuentra el secreto que hay detrás de la enigmática sonrisa de La Mona Lisa
Alexandra Lande / Shutterstock

Mehra y Campbell afirmaron que el hipotiroidismo podría ser un «diagnóstico unificador» que explicaría muchas de las características de la pintura, incluida el aparente color amarillento de la piel; la delgadez del cabello, la ausencia de cejas, una posible hinchazón del cuello (bocio); así como los síntomas previamente sugeridos de la hiperlipidemia.

Mehra y Campbell también destacaron que Gherardini había dado a luz unos meses antes de posar para el retrato, y que el embarazo a veces puede ser una causa de hipotiroidismo.

Si Gherardini sufrió los efectos del hipotiroidismo, su famosa expresión podría deberse a algunos de los síntomas de la afección. «La debilidad muscular, por ejemplo, la habría podido llevar a mostrar una sonrisa poco pronunciada«, escribían los expertos.

Un estudio encuentra el secreto que hay detrás de la enigmática sonrisa de La Mona Lisa

Aún así, no hay forma de saber con seguridad si Gherardini tuvo hipotiroidismo o no. Y ciertamente, pueden haber otras causas que explicarían los detalles característicos de la pintura. Por ejemplo, la pérdida de cabello podría deberse a una depilación intencional, y su tez amarillenta podría ser el resultado del envejecimiento de la pintura.

De la misma forma, la famosa sonrisa de la Mona Lisa podría deberse a los experimentos de Da Vinci con una técnica llamada «sfumato«, la cual permite que los tonos y colores se desvanezcan entre sí sin formar líneas ni bordes.

¿Qué te ha parecido esta teoría? ¿Qué piensas tú al respecto?

¡Comparte el secreto que podría esconderse tras la sonrisa de la Mona Lisa con todos tus amigos!