Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo

Un diseño de oficinas abierto y sin divisiones entre los escritorios (lo que se conoce como «open bench»), parece ser más saludable para los trabajadores respecto a otras posibles configuraciones de escritorio, tal y como sugiere una investigación publicada ‘en Occupational & Environmental Medicine’.

Según los investigadores, este diseño se relaciona con unos niveles más altos de actividad física en el trabajo y unos niveles más bajos de estrés fuera de la oficina.

No es ningún secreto que los oficinistas suelen ser personas más sedentarias que otros trabajadores, y que no siempre compensan la inactividad física del trabajo durante su tiempo libre.

Los escritorios abiertos pueden ser más saludables para los trabajadores

Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo
ImageFlow / Shutterstock

La mayoría de los estudios previos que analizaron el impacto del entorno laboral en la salud de los empleados se han centrado en las respuestas de las encuestas. Ninguno ha analizado cómo puede influir la configuración de la oficina tanto en la actividad física como en la medidas objetivas de estrés.

Por esta razón, uno investigadores decidieron reclutar a 231 oficinistas de cuatro lugares diferentes. Los participantes podían clasificarse en tres grupo según la configuración de oficina en la que trabajasen: por un lado estaban los que trabajan en una espacio abierto, sin particiones; por otro lado estaban los que trabajaban en cubículos con particiones de paredes altas, esas con las que no ves a nadie si permaneces sentado; y aquellos que trabajaban en oficinas privadas.

Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo
zhu difeng / Shutterstock

Los participantes usaron sensores cardíacos y monitores de actividad física que capturaron la intensidad del movimiento de cualquier tipo de actividad, durante tres días y dos noches. Además, también contestaron preguntas cada 60 minutos durante el trabajo para medir su estado de ánimo. Después de completar su jornada laboral, completaron una encuesta para evaluar sus niveles generales de estrés.

El análisis de todos los datos mostró que aquellos que trabajan en oficinas abiertas registraron hasta un 20% más de actividad física que aquellos que trabajaban en cubículos y un 32% más que aquellos que lo hacían en oficinas privadas.

Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo
Kostenko Maxim / Shutterstock

Los niveles de estrés fueron significativamente más altos entre los empleados más viejos y pesados, mientras que los niveles de actividad fueron más bajos entre las mujeres que entre los hombres. Los niveles más altos de estrés en la oficina también se asociaron a unos niveles mayores de estrés durante el tiempo libre.

Aquellos que eran más activos físicamente experimentaron niveles más bajos (14% menos) de estrés fuera de la oficina.

«Este es un estudio observacional y, como tal, no puede establecer una causa. Y puede haber otras características de diseño del lugar de trabajo que afecten a la actividad física, incluidos los patrones de circulación, la disponibilidad de un espacio informal para reuniones o el acceso a las escaleras», explicaban los investigadores.

Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo
g-stockstudio / Shutterstock

Aún así, advierten que «este es el primer estudio que muestra que una configuración abierta puede ser un factor positivo no reconocido que aumente la actividad física en el trabajo».

Y añaden, «dada la importancia de la actividad física para la salud, el hecho de que la configuración del espacio de trabajo pueda influir en la cantidad de actividad física que realizan los trabajadores no debe pasarse por alto en el campo de la salud».

Un estudio demuestra lo que deberíamos pedirle a nuestro jefe para evitar el estrés en el trabajo
Monkey Business Images / Shutterstock

«Los resultados de este estudio son un paso importante hacia el establecimiento de mejores prácticas y directrices para el diseño de oficinas», concluían los investigadores.

Por otro lado, a pesar de que son los propios trabajadores los que suelen optar por oficinas individuales o cubículos para tener mayor privacidad, las configuraciones abiertas tienen otros beneficios como dar lugar a conversaciones más improvisadas, una mejor comunicación y una mayor conciencia con los compañeros de trabajo.

¿Cómo es la oficina en la que trabajas? ¿Cuál prefieres tú? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

Si no quieres perderte ninguna noticia, asegúrate de activar las notificaciones en nuestra página de Facebook para estar al día de todo lo que sucede, ¿cómo?, Muy Facilito:

¡Comparte los beneficios de trabajar en una oficina abierta con todos tus amigos!

Fuente: BMJ