Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%

Carole Baggerly es la directora fundadora de GrassrootsHealth. La misión de su organización es concienciar a la población sobre la vitamina D y el papel crucial que desempeña en muchos aspectos de la salud.

Antes de volcarse en esta tarea, Carole se licenció en física y matemáticas, y era propietaria y administradora de un negocio aeroespacial. Sin embargo, su pasión por la vitamina D surgió de una experiencia más personal. Carole logró sobrevivir a un cáncer de mama y atribuye gran parte de su curación a la vitamina D.

El poder de la vitamina D

Su particular combinación de habilidades administrativas y ejecutivas, su educación en ciencias y su batalla personal contra la enfermedad la hacen especialmente cualificada para mostrar esta información al mundo.

Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%
NatchaS / Shutterstock

Carole se dedica a analizar las últimas investigaciones científicas que aparecen sobre cómo la vitamina D previene y desacelera múltiples formas de cáncer, y por qué es tan importante evaluar sus niveles en sangre de manera regular.

De hecho, la optimización de los niveles de vitamina D pueden ayudar a prevenir más de 16 tipos diferentes de cáncer, incluidos los cánceres de páncreas, pulmón, ovarios, mama, próstata y piel.

Unos niveles normales de vitamina D pueden disminuir el riesgo de sufrir cualquier cáncer en un 77%

Se ha demostrado que la vitamina D resulta beneficiosa a la hora de prevenir numerosas enfermedades, entre las que se incluyen las enfermedades cardíacas y la diabetes, e incluso puede reducir el dolor crónico.

Pero cuando se trata de cáncer, la vitamina D puede ser tu mejor aliada. Las teorías que vinculan una deficiencia de vitamina D con el cáncer han sido probadas y confirmadas en más de 200 estudios epidemiológicos, y la comprensión de su base fisiológica proviene de más de 2.500 estudios de laboratorio.

Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%
CI Photos / Shutterstock

Un estudio particularmente revelador fue realizado por Joan Lappe y Robert Heaney en 2007. Durante el mismo, un grupo de mujeres menopáusicas recibieron suficiente vitamina D para elevar sus niveles hasta los 40 ng/ml (nanogramos/mililitros).

Estas mujeres experimentaron una reducción del 77% en la incidencia de todos los cánceres, en general, después de tan solo 4 años. Lo más sorprendente es que 40 ng/ml de vitamina D es un nivel relativamente normal.

Las investigaciones más recientes sugieren que el nivel óptimo de vitamina D es de 50 a 70 ng/ml. Obtener unos resultados tan asombrosos con solo 40 ng/ml pone de relieve lo poderosa e importante que es la vitamina D para el óptimo funcionamiento del cuerpo.

¿Podría prevenirse el cáncer de mama en un 90% solo con vitamina D?

Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%
Rawpixel.com / Shutterstock

La vitamina D tiene efectos muy poderosos cuando se trata del cáncer de mama. Por supuesto, muchos factores del estilo de vida como la nutrición, el ejercicio, el sueño y el control del estrés son también muy importantes para su prevención. Sin embargo, la importancia de la vitamina D parece aumentar con cada estudio realizado.

Carole cree que el 90% de los cánceres de mama normales están relacionados con una deficiencia de vitamina D, un problema que es 100% prevenible.

Esta afirmación es tremendamente importante. El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres, por lo que esto podría tener implicaciones enormes sobre su salud.

La vitamina D puede hacer que las células cancerosas del seno desaparezcan

Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%
BigmanKn / Shutterstock

El Dr. Cedric F. Garland, del Centro de Cáncer Moores de San Diego, es un epidemiólogo que ha relacionado una deficiencia de vitamina D con el cáncer. Según Garland, en casi todas las formas de cáncer de mama, la vitamina D afecta la estructura de las células epiteliales. Estas células se mantienen unidas mediante una sustancia similar a la cola llamada E-cadherina, la cual proporciona una estructura a la célula. la E-cadherina se compone principalmente de vitamina D y calcio.

Si no se posee los niveles de vitamina D adecuada, esa estructura se desintegra y las células hacen lo que deben para sobrevivir, es decir, salen y se multiplican. Si este proceso de crecimiento (proliferación celular) se descontrola, puede originar un cáncer.

Si ya existe un cáncer de mama en progreso, la suplementación con vitamina D puede ayudar a detener las células cancerosas mediante la reposición de la E-cadherina. Una vez que se desacelera el crecimiento del cáncer, el sistema inmune puede comenzar a combatir las células cancerosas, pues ya no tiene que lidiar con miles de millones de ellas. Solo tiene que deshacerse de los “restos”.

La teoría anterior es la teoría del DINOMIT del Dr. Garland y ha sido confirmada por estudios posteriores realizados por otros investigadores.

Todo tiene que ver con los niveles de vitamina D en sangre

Un estudio demuestra el poder que tiene una vitamina para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 90%
angellodeco / Shutterstock

El factor más importante es el nivel de vitamina D en la sangre. No importa cuánto tiempo pases al sol o cuánta vitamina D3 tomes. Si tienes un nivel bajo en sangre, entonces estás en riesgo, simple y llanamente.

Hasta el momento, no se sabe por qué las personas responden de forma tan diferente a los suplementos de vitamina D. Hasta que la ciencia lo descubra, la única manera para determinar el nivel de vitamina D es analizando la sangre de manera regular (se recomienda hacerlo cada 3-6 meses).

Teniendo en cuenta lo anterior, parece buena idea acudir al médico de vez en cuando para tener la seguridad de que nuestros niveles de vitamina D están en orden, ¿no lo crees?

¡Comparte el poder oculto de la vitamina D con todos tus amigos!