Un Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano dorado

Este impresionante árbol gingko se encuentra entre los muros del Templo Budista Gu Guanyin, en las montañas Zhongnan de China.

Cada otoño, las hojas verdes del árbol que tiene más de 1400 años se vuelven amarillas y adoptan un espectacular brillo dorado, que transforma el templo en un maravilloso océano de oro, haciendo que acudan turistas de todos los lugares para visitarlo.

El árbol ginkgo es conocido como un «fósil viviente», ya que, a pesar de los drásticos cambios climáticos a lo largo de todos estos años, este árbol no ha sufrido cambios en los últimos 200 millones de años. Es una viva imagen de los tiempos en los que los dinosaurios gobernaban la tierra.

Esperamos que te gusten estas maravillosas imágenes tanto como a nosotros:

Un Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano doradoUn Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano doradoUn Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano doradoUn Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano dorado

Un Árbol Milenario ha transformado este Templo Budista en un Océano dorado
Fuente: BoredPanda

Si te ha gustado esta maravilla de la naturaleza compártela con tus amigos!