Un turista destruyó una estatua del siglo XVIII en el museo de Lisboa

Si eres de los que no te gustan los selfies o los consideras una tontería, vas a ir un paso más allá del odio después de que oigas la historia que te traemos hoy. Un turista se encontraba en un museo de Lisboa, y mientras que estaba preocupado por hacerse una foto de sí mismo, no se dio cuenta de que había una estatua del siglo XVIII detrás de él.

En ese momento chocó contra ella, la tiró y, lógicamente, no acabó muy bien parada. La estatua de la que estoy hablando es la de San Miguel que se encontraba expuesta en el Museo Nacional de Arte Antiguo en Lisboa.

Un turista destruyó una estatua del siglo XVIII en el museo de Lisboa

Durante la entrada libre del domingo, un turista brasileño estaba tratando de encajar un selfie y como él estaba caminando de espaldas, golpeó la escultura y cayó al suelo. La estatua ha quedado hecha pedazos y no existe la opción de repararla.

Nuno Miguel Rodríguez se encontraba en el lugar de los hechos cuando sucedió y logró sacar una foto que publicó en Facebook y que rápidamente se volvió viral.

El subdirector del museo José Alberto Seabra Carvalho dijo: «Yo llevo trabajando en el museo durante muchos años y no recuerdo ningún desastre parecido».

Un turista destruyó una estatua del siglo XVIII en el museo de LisboaLa identidad del turista brasileño se mantiene oculta al público porque la investigación todavía está en curso. No se sabe que pasará aún con él: puede que se enfrente a una pequeña multa o a cualquier otro tipo de fracción, pero lo que sí sabemos es que la estatua no volverá a ser la misma.

Lo que sí está incendiando las redes es el uso de los selfies en los museos. Los usuarios denuncian la extraña necesidad que tienen algunos visitantes de sacarse un autorretrato con estatuas o cuadros, sin disfrutar la verdadera historia de la obra o simplemente para aparentar.

¿Y tú, qué opinas de situaciones como esta?

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!

Fuente: BoredPanda