Cómo tratar las náuseas, las convulsiones y el dolor con aceite de coco con marihuana

El cannabis o marihuana medicinal se refiere al uso de la planta de cannabis como un medicamento.

 Hay bastantes estudios sobre la eficacia del cannabis y sus derivados y la sociedad cada vez es más conscientes de las cualidades milagrosas de esta planta, aún así su uso requiere prescripción médica y su distribución se realiza habitualmente dentro del marco definido por las leyes locales.

El cannabis trata muchas enfermedades, al igual que el aceite de coco, que tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas y limpia e hidrata la piel, por lo tanto, si unimos los beneficios de ambos y creamos un aceite de coco con marihuana, podremos disfrutar de las propiedades de estos dos increíbles ingredientes.

cannabis marihuana
Shutterstock Eight Photo

El aceite de coco también equilibra las hormonas, alivia la inflamación, regula los niveles de colesterol, alivia el dolor, estimula el metabolismo, promueve el funcionamiento del cerebro y la salud digestiva, trata la depresión y destruye las células cancerosas. Estos increíbles beneficios para la salud se deben principalmente a los ácidos grasos de cadena media.

Por otro lado, el cannabis trata el dolor, las náuseas, el asma, la ansiedad y la inflamación. Además, se han realizado estudios en las últimas décadas que han demostrado que es extremadamente útil en el tratamiento del cáncer, la epilepsia, la enfermedad de Crohn y otros trastornos digestivos relacionados con el sistema inmunológico, la esclerosis múltiple, el trastorno de estrés postraumático, etc.

Sus beneficios se deben a que las células humanas tienen receptores específicos para los cannabinoides, incluso en el cerebro, lo que significa que también puede ser utilizado para prevenir y tratar enfermedades neurodegenerativas.

cannabis marihuana dos
ShutterstockProfessional

Cannabis y aceite de coco

Los dos fitoquímicos más activos en la marihuana son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC). El hecho de que estos fitoquímicos sean solubles en grasa es otra razón por la cual la marihuana combina genial con el aceite de coco.

El THC es el componente psicoactivo del cannabis. Las cepas de marihuana que son ricas en THC son más efectivas en los tratamientos de glaucoma, asma, náuseas, trastornos digestivos y trastornos del sueño, así como para tratar el dolor.

cannabis marihuana tres
Shutterstock Africa Studio

Las concentraciones aumentadas de CBD muestran mejores resultados para el tratamiento de convulsiones, tumores, cáncer, dolor crónico, convulsiones, trastornos psicológicos y neurológicos y trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Numerosos estudios sugieren que el CBD actúa reduciendo los efectos intoxicantes del THC como pueden ser el deterioro de la memoria y la paranoia. Por lo tanto, los médicos recomiendan utilizar cannabis con mayores niveles de CBD.

shutterstock 591686177
Shutterstock Swapan Photography

El cannabis crudo no tiene cualidades psicoactivas pero, conforme se calienta, se produce una reacción química en la que el ácido tetrahidrocanbinólico (THCA) pierde un átomo de carbono y, por tanto, forma THC. El THC se une mucho más fácilmente a los receptores cannabinoides del cuerpo que el THCA, por lo que proporciona muchos más beneficios.

Si deseas probar los efectos del cannabis, en el artículo de hoy te vamos a revelar la receta más sencilla y fácil de hacer.

marihuana cannabis
Shutterstock Africa Studio

Esta es la mejor receta de aceite de coco con cannabis

Antes de empezar, deberás calentar la marihuana para liberar el THC y activar los compuestos que tienen propiedades curativas. Para ello necesitarás:

  • 30 gramos de yema de cannabis
  • Una bandeja para hornear
  • Papel de pergamino

Precalienta el horno a 115 ° C y, a continuación, corta las yemas de cannabis en trozos pequeño. Esparce una capa de marihuana troceada sobre la bandeja para hornear con la hoja de pergamino. No dejes espacios vacíos.

Hornea durante 30-40 minutos y, tan pronto como el cannabis se vuelve más oscuro, sácalo del horno y déjalo enfriar. A continuación, pásalo todo por la licuadora o procesador de alimentos y almacénalo en un recipiente de vidrio hermético.

marihuana cannabis dos
Shutterstock Zuzuan

Para preparar el aceite necesitarás:

  • 1 gramo de marihuana descarboxilada
  • 30 gramos de aceite de coco virgen prensado

En un frasco de vidrio añade la marihuana triturada y el aceite de coco, tápalo muy bien y ponlo a calentar al baño maría. Caliéntalo a fuego lento durante una hora, sin que llegue a hervir. A continuación deberás colar los sólidos del aceite con un filtro de malla fina y transferirlo a otra jarra de vidrio resistente.

Puedes consumir el aceite o utilizarlo tópicamente. También puedes utilizarlo para cocinar, pero asegúrate de no calentarlo más para evitar que se cocinen los compuestos de la marihuana.

marihuana cannabis tres
Shutterstock Zuzuan

¿Habías escuchado hablar de esta receta alguna vez? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: Healthy Food House