Tras 74 años de feliz matrimonio quisieron decir adiós juntos

Dicen que el amor perdura tras la muerte, y el caso de Leonard y Hazel Cherry es una verdadera prueba de ello.

Fueron novios desde secundaria, se casaron en 1942 y construyeron una feliz vida juntos. El amor que compartían era una inspiración para todos los que los conocían, especialmente para su hijo, David.

«Nunca pasaron un día separados, a no ser que se tratara de una emergencia familiar o algo así», dijo su hijo. «Nunca los oí discutir. Nunca los vi levantarse la voz y jamás se peleaban.»

Tras 74 años de feliz matrimonio quisieron decir adiós juntos

Leonard fue piloto de bombardeo y entrenador durante la Segunda Guerra Mundial. Trabajó en numerosas bases a lo largo de la guerra, mientras que Hazel lo esperaba en casa.

Poco después de que David naciera en 1944, la pareja se trasladó a Fort Worth, en Texas, donde montaron un taller de reparación de automóviles llamado Cherry Hill, y estuvieron allí hasta 1980 cuando se mudaron a Waco para estar más cerca de David y su familia. Sus nietos y biznietos los adoraban, al igual que ellos a los niños.

«Tenían una relación tan especial con mis hijos, siempre estaban cerca e iban a todos los eventos del colegio», recuerda David. «Cuando mi hijo era pequeño, mi padre vino a todos sus partidos de baloncesto.»

Además de a los partidos, también iba a muchos de los entrenamientos. Se aseguraron de que sus nietos supieran que los querían y los apoyaban.

Tras 74 años de feliz matrimonio quisieron decir adiós juntos
Wavebreakmedia / Depositphotos

Cuando Leonard empezó a mostrar signos de demencia, ambos se trasladaron a un centro de asistencia. Hazel se quedó en la sección de vida independiente, mientras que Leonard estaba bajo cuidados de enfermería; pero para no estar separados, Hazel cada día se acercaba a su cuarto y estaba allí con él todo el tiempo que podía.

Tras 74 años de feliz matrimonio quisieron decir adiós juntos
monkeybusiness / Depositphotos

Hazel siempre había gozado de buena salud, pero cuando cumplió 93 años empezó a sentirse muy cansada y débil. Fue a urgencias, y una semana después, murió. «Mi hija estaba hablando con ella cuando parpadeó, sonrió y se fue», cuenta David.

A Leonard no le informaron de la muerte de su mujer, pero su cuidador asegura que él de alguna manera lo sabía. Estuvo intranquilo durante toda la mañana, sólo 10 minutos después de que lo visitara, exhaló profundamente y se calmó. «No estoy seguro de cómo, pero él sabía lo que había pasado», dijo David. «Tenían una conexión, podía sentirlo.»

Menos de 9 horas después de que Hazel muriera, Leonard dio su último aliento y murió, con 95 años. Para una pareja que había pasado cada minuto posible de su vida juntos, esta era la mejor forma de decir adiós. «Es lo que Dios quería,» dijo David. «Y yo creo que era lo que ellos querían también.» «Se querían tanto», añadió. «No hay duda de que se irían a la vez, sonriendo, siempre juntos.»

Tras 74 años de feliz matrimonio quisieron decir adiós juntos
sosharethis

Estamos seguros de que Leonard y Hazel siguen disfrutando de su hermosa familia allí dónde estén.

¡Comparte esta bonita historia de amor con tu familia y amigos!

Fuente: sosharethis