Su mujer le estuvo engañando durante 10 años. Cuando se enteró publicó esto en Facebook

Un hombre de 46 años tras comprobar que su mujer lo ha estado engañando durante los últimos 10 años publica en Facebook una tremenda reflexión acerca de qué ha sido de su vida hasta ese momento. Seguro que su historia no te deja indiferente.

Su mujer le estuvo engañando durante 10 años. Cuando se enteró publicó esto en Facebook

«Necesito recuperar mi vida. Tengo 46 años, soy banquero y he estado viviendo toda mi vida al contrario de como quería. Me he pasado los últimos 26 años en una oficina de 9 a 7 durante seis días a la semana. Siempre elegí el camino seguro, no tomé ningún riesgo y llegué a cambiar mi forma de ser.

Hoy he descubierto que mi mujer me ha estado engañando durante los últimos 10 años. Mi hijo no siente nada por mí. Me he dado cuenta de que me perdí el funeral de mi padre por NADA. Tiré todos mis sueños a la basura. Si pudiese ver a mi «yo» adolescente le daría un puñetazo en la cara para que no abandonase sus ideas.

Comencemos describiéndome cuando tenía 20 años. Parece que fue ayer cuando estaba seguro que iba a cambiar el mundo. La gente me quería y yo era muy feliz con los que me rodeaban. Era innovador, creativo, espontáneo, y no me daba miedo tomar ninguna decisión arriesgada.  Tenía dos sueños. El primero era escribir una novela, y el segundo era viajar por el mundo ayudando a los necesitados. Estuve quedando con mi mujer durante cuatro años por aquel entonces. Era un amor de jóvenes. A ella le encantaba mi espontaneidad, mi energía y mi habilidad para hacer a la gente reír. Sabía que mi libro iba a cambiar el mundo. Llevaba 70 páginas cuando tenía 20 años. Aún llevo las mismas 70 páginas a mis 46. A los 20 viajé con tan solo una mochila a la espalda por Nueva Zelanda y Filipinas. Planeaba recorrerme toda Asia, luego Europa y por último América. A día de hoy solo he estado en Nueva Zelanda y Filipinas.

Ahora vayamos donde todo se torció. Mis mayores arrepentimientos. Tenía solo 20 años, era joven pero pensé que necesitaba estabilidad, que necesitaba graduarme y conseguir un trabajo que definiría toda mi vida. Un trabajo que me mantendría todos los días de 9 a 7 en una oficina. ¿En qué estaba pensando? ¿Como podía vivir si mi vida era el trabajo?

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo: