Su Familia la abandonó por un Perro más Joven. Pero entonces se dieron cuenta de ESTO

Todo internet se ha enamorado rápidamente de una perrita llamada Cookie. Aunque al principio su historia comienza en una triste tragedia, el resto lo compensa con creces.

Cookie, una cocker spaniel de avanzada edad, fue salvada de la calle cuando la encontraron vagabundeando con un aspecto terrible junto a un cachorrito de labrador. Al final resultó que ambos perros fueron propiedad de la misma familia. El dueño llegó al refugio de San Bernardino para reclamar los perros. Bueno, para reclamar a uno de ellos mejor dicho.

En un movimiento sorprendente y audaz, la familia se llevó a su casa al labrador, abandonando a Cookie y dejándola atrás.

El refugio tomó una fotografía de Cookie, que veía cómo su femilia se iba sin ella, con su hermano canino pequeño. Ella no paró de llorar y gemir para que volviesen. Sin embargo, esto no ocurrió…

Es muy triste, pero cierto. Muchos perros son abandonados simplemente por hacerse mayores – y muchos de estos perros al final son sacrificados ya que no pueden encontrar una nueva familia que les adopte.

Lynn Hamilton de la organización «OC Small Paws» no iba a permitir que Cookie formarse parte de esa triste estadística. Cuando vio esa descorazonadora fotografía de la triste Cookie esperando a que su familia volviese a por ella, Lynn sabía que necesitaba hacer algo… y rápido.

En muy poco tiempo, la historia de Cookie se volvió viral, y estás a punto de descubrir que pasó a continuación:

Su Familia la abandonó por un Perro más Joven. Pero entonces se dieron cuenta de ESTO

Los amantes de los animales han sido cautivados por una perra llamada Cookie. Esta cocker spaniel y un cachorrito de labrador fueron recogidos como perros callejeros y los llevaron al refugio de San Bernardino en Califonia. La familia que era propietaria de ambos perros fueron al refugio, pero su decisión es lo que hace que esta historia sea tan difícil de comprender.

La familia reclamó al cachorro de labrador, pero dejó atrás a Cookie, de 9 años de edad.

Cookie pudo ver cómo su familia se iba sin ella, llorando desesperadamente por su abandono.

Su Familia la abandonó por un Perro más Joven. Pero entonces se dieron cuenta de ESTO

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo esta fascinante historia: