Si se te ponen los pelos de punta cuando escuchas música, podría significar que tienes un cerebro especial

¿Alguna vez has escuchado una canción que te produzca escalofríos y que te ponga los pelos de punta? Bueno, si esto es una sensación familiar para ti, puede que tengas un cerebro único en comparación con la mayoría de las personas.

Un ex estudiante de la Universidad de Harvard, Matthew Sachs, realizó un estudio para ver por qué algunas personas experimentan sensaciones como la piel de gallina al escuchar música, y otras no.

La investigación encontró que la gente que experimenta estas sensaciones intensas al escuchar la música podría tener una capacidad realzada de sufrir emociones intensas.

El doctor en Filosofía y estudiante de USC, Matthew Sachs, realizó exploraciones cerebrales a 20 estudiantes, y 10 de ellos admitieron experimentar sensaciones de frío al escuchar música mientras que los 10 restantes no. Los resultados demostraron que había una diferencia entre estos participantes reducida a la estructura del cerebro.

{keyword}
Techly

Los participantes que experimentaron sensaciones emocionales con la música tenían un mayor volumen de fibras que conectaban su corteza auditiva y las áreas que procesan las emociones, lo que significa que se comunicaban de manera más eficaz.

{keyword}
AllsWalls

«Cuantas más fibras y mayor eficiencia haya entre dos regiones se traduce en un procesamiento más eficiente entre las mismas», dijo Sachs a Neuroscience News.

De sus hallazgos, Sachs descubrió que las personas que tienen escalofríos cuando escuchan una canción específica tienen más probabilidades de experimentar una mayor intensidad de emociones en comparación con otras.

{keyword}
YouTube / Seeker

«Los escalofríos son generalmente una respuesta a la sensación de frío», dijo Michael Sachs.

El estudio demuestra que puede haber respuestas emocionales profundamente agradables y gratificantes a los estímulos estéticos como la música y el arte, pero también demuestra que no todo el mundo es capaz de presentarlas.

{keyword}
Deeper Cravings

«Encontrar las diferencias conductuales y neurales entre los individuos que experimentan, o no, tales reacciones, puede ayudar a obtener una mejor comprensión de los circuitos de recompensa y el significado evolutivo de la estética para los seres humanos», concluye el artículo académico de Oxford de Sachs.

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Eres una persona más sensible de lo normal? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!