Se sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO… Renunció Inmediatamente

Nos gusta pensar que en pleno 2016, vivimos en una era de la información y que la gente es bastante abierta. Sin embargo, de vez en cuando algo viene para recordarnos que todavía nos queda un largo camino por recorrer. Parece que incluso hoy en día sigue existiendo gente a la que le gusta hacerse sentir mal a otras personas basándose en algo tan superficial como su apariencia física.

Aunque nunca nos hemos encontrado con alguien como este personaje, nos gustaría tener la fuerza que mostró Sherene Zarrabi.

Esta chica trabaja en una pequeña boutique de ropa en Stillwater, Oklahoma. Es una estudiante de marketing en la Universidad de Oklahoma, y suele ayudar también con la cuenta de la red social de la tienda. Para mostrar algunas de las prendas que estaban disponibles en la tienda, se tomó unas simples fotografías de ella misma probándose la ropa y las publicó en la cuenta de Instagram.

Sin embargo, al poco tiempo recibió un correo electrónico de la dueña de la tienda, Jessica Issler. Básicamente, la criticaba por no tener el típico físico de «modelo» y quería que eliminase inmediatamente las fotografías que había subido a la red social. Sin embargo, la respuesta de sherene fue absolutamente perfecta…

Esta es Sherene Zarrabi. Es una estudiante que trabaja en una boutique de ropa. Se le ocurrió sacarse una fotografía con algunas de las prendas de la tienda para promocionarla en su cuenta de Instagram.

Se sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO... Renunció Inmediatamente

Sin embargo, a su jefa no pareció gustarle la idea. Cuando vio las fotografías, le envió el siguiente email a Sherene y a la gerente.

Se sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO... Renunció Inmediatamente

Esto es lo que decía el correo:

«Algo que quiero que te quede claro: Quiero a una chica delgada, el estereotipo de ‘modelo’ que se pruebe nuestras ropas. Por favor, usa las imágenes de nuestros modelos de Stillwater.

Esto no es para menospreciar a nadie, pero sí queremos comunicar las expectativas que tenemos a la hora de presentar nuestra marca.

No te lo tomes como algo personal. Todo lo que quiero es una buena representación de nuestra tienda. A cambio de la libertad, te pido que elimines todas las imágenes de cualquiera que no encaje con nuestros criterios.»

Lo sé, ¿Verdad?

Se sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO... Renunció Inmediatamente

Pero afortunadamente, Sherene decidió tomárselo mucho mejor de lo que pensábamosSe sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO... Renunció Inmediatamente

Después de publicar en Facebook el email que le había enviado su jefa, explicó que en lugar de elegir un sueldo sobre sus creencias, abandonó el trabajo.

Se sacó una Foto probándose la Ropa de la Tienda. Cuando su Jefe le dijo ESTO... Renunció Inmediatamente

En caso de que te lo estés preguntando, ahora está trabajando en un lugar en el que la aceptan como ella es. Se volvió a ofrecer a llevar las redes sociales de su nueva tienda y trabaja mientras sigue estudiando para sacarse su carrera de marketing.

«No quiero representar ni apoyar a un negocio con unos valores y creencias tan arcaicos. ESTA es la razón por la que las chicas jóvenes tienen problemas con su cuerpo», decía Sherene. «Es asqueroso, desagradable. Sentí repugnancia cuando leí el correo que me envió mi jefa. Renuncié inmediatamente a mi trabajo, y sugiero que mis amigos y familiares no vuelvan a aparecer por Dainty Hooligan.

Ámate a ti mismo, no importa cuál sea tu apariencia.»

Tal vez puedas pensar que los responsables de la tienda tenían derecho a presentar su marca de la manera que ellos quisieran. Pero eso no es lo importante aquí. Lo que es realmente importante es que Sherene escuchó a sus valores, a su verdad, a sus ideas sobre lo que es la verdadera belleza. En lugar de aceptar el dinero, se puso de pie por lo que creía y renunció al trabajo. Eso es la verdadera belleza: el coraje.

Si te ha gustado esta historia compártela con tus amigos y difunde el mensaje